Macri, el Gran Comunicador
Juan Manuel Aguero
Coordinador de Proyecto FNF

Luego de las infaustas imágenes de ayer donde con pavor la sociedad argentina vuelve a ser espectadora de incidentes y desmanes entre manifestantes y policías, nos preguntamos ¿por qué otra vez?.

 ¿Qué pasó para que de un segundo a otro pasemos de ser un país anfitrión del G20 a un país fallido? ¿Cómo se puede casi arriesgar el poder electoral y social que obtuvo Cambiemos con un debate parlamentario? 

Muchos interrogantes que dará lugar a muchas interpretaciones de aquí en adelante, pero hubo una crítica que ha sido común a propios y extraños: falta de comunicación eficaz por parte del gobierno de las medidas que intenta llevar adelante en materia económica fundamentalmente.

Esta crítica no es nueva, claro está, pero vuelve siempre a escena cuando las crisis de Cambiemos nos sorprende. La más importante tal vez haya sido que en su momento el Presidente Macri debió haber expuesto claramente los desastres económicos heredados del gobierno anterior, apenas asumido, al momento uno de su gobierno, pero se eligió hacerlo después, en la apertura de la Asamblea Legislativa.

Tanto en este y otros casos, como en el que nos ocupa en este artículo, lo que se puede observar es que cuando el Presidente Macri habla lo hace de una manera muy eficiente. Cuando el Presidente comunica sus ideas y valores no hace falta nada más, ni una sola estrategia de marketing, o teleprompter, porque la sociedad lo entiende y eso basta.

Mauricio Macri comunica de una manera tan simple, llana, y tranquila, que es mucho más efectiva que cualquier otro ministro, legislador, u operador del oficialismo por más handicap político que ostente. 

Sin planillas excel, sin aplaudidores, sin puestas en escena populistas, las palabras de Macri son sumamente eficaces. La postura del Presidente en sus mensajes transmite la imagen de una persona simple que desea hacer algo para ayudar, y que tiene claras convicciones sobre todo de las corrientes políticas amantes de una sociedad libre, abierta y democrática. 

Los valores que apelan a la Libertad, al progreso económico a través de la iniciativa privada, de la responsabilidad del Estado, del imperio de la ley y del federalismo, están presentes en todos sus discursos. 

A esto se le suma su modo pausado, casi zen, en la manera de hablar que hacen del mensaje presidencial la mejor estrategia de comunicación que CAMBIEMOS pueda elucubrar.

Ahora bien, una nueva pregunta surge de forma inmediata, y es por qué no comunica antes para evitar las crisis políticas como la que se dio estos días?, o ¿por qué no vemos plasmados en medidas de gobierno las ideas que tan claramente el Presidente expone?, (esta última pregunta es la que nos hacemos los liberales cada vez que nos vamos a dormir). 

Para responder a estos interrogantes seguro tendremos miles de hipótesis y que ojalá en algún momento podamos conocer su respuesta. Mientras tanto, lo único que podemos afirmar es que el Presidente Macri, siguiendo la música de Queen, es el Gran Comunicador.

Martes, 19 de diciembre de 2017
1