"El punto neurálgico del modelo económico es el equilibrio fiscal"
El economista Adrián Ravier desmenuza el discurso de ayer del presidente. Dijo que la frase "ya pasó lo peor" le hace acordar al "segundo semestre de 2016". "Es lo que la gente necesita escuchar, pero todavía falta mucho por corregir".


En el inicio del discurso del presidente Mauricio Macri, en la Legislatura planteó de entrada una defensa del gradualismo para avanzar en las reformas económicas. El mandatario también planteó que "lo peor ya pasó" y que, de ahora en adelante, en la segunda etapa de su mandato presidencial, "vienen los años en que vamos a crecer".

Entrevistado por Visión Liberal, el economista Adrián Ravier señaló que "quien hace la lectura que "ya pasó lo peor" significa que se terminan los ajustes al atraso tarifario. Lo que contribuiría a mejorar la lucha contra la inflación, pero siempre insisto que la inflación tiene otras causas". 

"Si los tarifazos se detienen, pero no cambia el incremento en la oferta monetaria, la inflación seguirá su camino. Habrá menos inflación en la división de servicios públicos, pero será mayor la inflación núcleo". 

"La batalla contra la inflación es clave, me parece, en su intento de reelección". (Adrian Ravier)

Macri aseguró que las transformaciones propuestas por su Gobierno empiezan a dar frutos. Puso como ejemplo la ampliación de la red de cloacas, la expansión del crédito hipotecario que acercó a muchos argentinos "al sueño de la casa propia" y mejoras de infraestructura. También habló de la creación de empresas pymes e insistió en que la lucha contra la inflación será constante.

"Me han preguntado si Macri mintió. No lo hizo. Pero sí seleccionó ciertos números positivos y dejó a un lado los negativos. 

Yo veo una economía que se recuperó de la caída de 2016, una inflación en baja, niveles de inversión que aumentan, pero la inacción fiscal compromete la senda futura de crecimiento sostenido. Por más que la economía crezca entre 2 y 3 % en 2018 (Brasil compensaría la mala cosecha por sequía) siguen preocupando los desequilibrios fiscal, monetario y cambiario", aseveró Ravier en su análisis económico del discurso del presidente.

Para el economista la frase "ya pasó lo peor" le hace acordar al "segundo semestre de 2016". Dijo que es lo que la gente necesita escuchar, pero todavía falta mucho por corregir.

En otro de los momentos de su discurso el presidente Macri reiteró el compromiso de reducir el déficit fiscal para frenar el endeudamiento y criticó a los que dicen que el Gobierno va demasiado lento o demasiado rápido. En ese sentido, Adrián Ravier aseguró que "el punto neurálgico es el fiscal. Macri apenas mencionó que mientras unos pedimos mayor celeridad en el ajuste fiscal, otros piden que sea más lento. Encuentra equilibrio entre estas posiciones, eso lo deja cómodo políticamente."

Sin embargo, para Ravier, el mandatario argentino debería actuar con mayor celeridad en estos dos años de gobierno que le quedan, no hacerlo, traería consecuencias lamentables para el país. "Si tenemos razón los que pedimos celeridad, Macri comprenderá tarde que el problema fue subestimado. No soy apocalíptico. Pienso que Macri tiene margen para operar en estos dos años que le quedan de mandato tomando deuda, aunque sea a tasas más altas, pero sería lamentable que termine su gobierno sin correcciones contundentes a los desequilibrios fiscal, monetario y cambiario, aun cuando pueda ser reelecto. Se espera más de Macri, y las expectativas aún son positivas como para respaldar una gestión que encare los problemas estructurales.

A pesar de lo escueto del discurso de Macri en reformas importantes y en materia económica, Adrián Ravier lo considera un mensaje transparente de un gobierno transparente, a diferencia de las falacias inventadas durante el gobierno de Cristina Fernández, donde no sólo se escondían los números, sino se actuó con dolo.

Y por último, el economista e intelectual nos refirió su propuesta, en materia económica, para el presente año. "La propuesta central está en la reducción del gasto y los impuestos. En materia de gasto hay que retirar al Estado, para que gane espacio el mercado. En este sentido es central un presupuesto base cero. / en materia de impuestos me parece que aplica la Curva de Laffer. 

Estoy convencido de que hay margen para reducir la presión tributaria sin perder recaudación", finalizó.



Viernes, 2 de marzo de 2018