Hermanos Fujimori: cuando el poder y la ambición pueden más que la sangre
Bertha María Carrillo
Periodista

Tras 20 meses de silencio, Keiko Fujimori, líder del partido Fuerza Popular, la mayor fuerza política del Congreso peruano, ha roto su silencio y ha dejado en claro que entre su hermano menor, Kenji y ella, efectivamente hay una ruptura. 

"La separación que hay es real, hay una gran diferencia en el fondo y en la forma de actuar de Kenji con referencia al partido político y él la semana pasada ha renunciado al partido y se le ha aceptado su renuncia. Más allá de esas diferencias, hay un distanciamiento, hay una ruptura, él ha decidido trabajar al lado del presidente Kuczynski y le deseo suerte", enfatizó la política.

Kenji Fujimori, de 37 años, renunció un día después de que el exjefe de la constructora brasileña Odebrecht en Perú, Jorge Barata, revelara a fiscales peruanos que había aportado 1,2 millones de dólares a la campaña electoral de Keiko en 2011. El empresario brasileño también confesó que dio dinero a campañas del actual mandatario Pedro Pablo Kuczynski y de sus tres antecesores en el sillón presidencial. 

"El sacrificio de tantas personas por el fujimorismo en todo el Perú, hoy se ve empañado por unos pocos. No dudo de mi hermana, pero el partido ya no tiene autoridad moral", argumentó Kenji, el legislador más votado en las últimas dos elecciones peruanas, al anunciar su renuncia en Twitter.

El triunfo de Kenji por el indulto de su padre

Los desacuerdos públicos entre los hermanos Fujimori se agudizaron en diciembre pasado, cuando Kenji lideró a 10 legisladores fujimoristas que, desobedeciendo una orden del partido, se abstuvieron y evitaron que el presidente Kuczynski fuera destituido por el Congreso.

Tres días después, PPK, como es conocido el presidente peruano, indultó a Alberto Fujimori, de 79 años, quien cumplía una condena de 25 años de prisión por dos matanzas perpetradas durante su gobierno (1990-2000).

El indulto ha sido vista como una jugada estratégica, como un canje entre el vástago del ex presidente y el acorralado PPK, ambos obtuvieron lo que quisieron: la liberación de Alberto Fujimori y la permanencia en la presidencia de PPK, involucrado en supuestos pagos por parte de Odebrecht.

Según declaraciones de Keiko en el programa" Beto a saber" de Perú, el indulto a su padre no representa ninguna molestia para ella, como se ha voceado mucho en el ambiente político peruano. 

"Estoy absolutamente contenta como política y como hija, estoy agradecida con la decisión que ha tomado en presidente Kuczynski", ha expresado, aunque también ha dejado entrever su disconformidad con el tufillo a negociación que ha envuelto la liberación de su padre: "quizá las formas o el momento se pueden cuestionar, pero finalmente mi padre está en libertad y eso es algo que la familia y sobre todo él está valorando y disfrutando".

Sin embargo, el perdón presidencial fue un triunfo personal de Kenji, pues Keiko no se había esmerado en conseguir el indulto por temor a que su padre le disputara el liderazgo político. En ese sentido, se especula que el desencadenante de la crisis entre los hermanos Fujimori, fue la decisión de Keiko de postergar la liberación de su padre para no comprometer sus ansias electorales.

Elecciones presidenciales 2021: ¿Fujimori vs Fujimori?

Keiko, de 42 años, fue candidata presidencial en 2011 y 2016, perdiendo en balotajes ante Ollanta Humala y Kuczynski, en ambos casos fue la candidata mejor votada en la primera vuelta, sin embargo, la sombra del padre aún la envuelve. Actualmente está bajo investigación de la fiscalía por los aportes de Odebrecht.

Por su lado, Kenji es el político mejor evaluado por los peruanos, con 48% de aprobación, según un sondeo de la empresa Ipsos publicado en febrero.La renuncia de Kenji sugiere que pretende armar un partido propio y eventualmente competir por la presidencia de Perú en 2021 frente a Keiko, con el pleno apoyo de su padre.

Esto lo sabe Keiko, aunque no le teme a la competencia de su hermano, pues reconoce que es la líder de un partido organizado -quizá el único verdadero partido político en Perú-, con fidelidades confirmadas. "No sé si Kenji va a participar o no, lo que sí puedo decir es que Fuerza Popular sí va a participar en estas elecciones municipales y regionales (fines 2018) y en las generales", sentenció la política.

Miércoles, 7 de marzo de 2018