"Valorar la libertad implica afrontar obstáculos con criterios propios"

Hay temas que son polémicos de por sí, el de la despenalización del aborto es uno de ellos. De solo nombrarlo, surgen posturas irreconciliables en la mayoría de los casos. La opinión pública está polarizada y parece no haber un punto de consenso en este tema.

Les presentamos la explicación que dio Nathalia Cristaldo, ex-board member de Students for Liberty y Licenciada en Relaciones Internacionales a Visión Liberal, sobre el tema en mención:

Nathalia Cristaldo pide delicadeza para tratar el tema del aborto

"Debemos tener presente que normalmente un aborto inducido se practica en casos extremos como la presencia de anomalías incompatibles con la vida de la mujer o en caso de violaciones. Es necesario que observemos este asunto con la delicadeza que merece, puesto que la mujer que decide tener un aborto también arriesga su salud al no poder recibir un tratamiento apropiado.

Valorar la libertad individual implica afrontar obstáculos por medio del criterio propio. 

"Estoy a favor de la despenalización del aborto y de la elección de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo porque al reconocer esta libertad las mujeres que estén a favor de continuar su embarazo podrán proceder de este modo convencidas y comprometidas con su decisión personal, y las que por el motivo que fuere -tomando en cuenta que es una medida dificultosa de tomar sin mencionar el pesado estigma moral y social que conlleva- deban interrumpirlo podrán obtener un servicio médico en condiciones dignas, sin estar expuestas a riesgos mortales o prácticas dudosas".

"La realidad nos dicta que, aunque existan impedimentos y condicionantes legales, los individuos optan siempre en tomar el camino que prefieren. El aborto podrá estar penalizado, no así dejan de ser practicados en todo el mundo. La despenalización sólo facilitaría que su práctica sea realizada por profesionales médicos responsables, en condiciones salubres, a un costo accesible para las pacientes que lo demanden".

"En ese sentido, no encuentro una razón justa por la cual mujeres deban delegar su decisión de elegir y simplemente someterse al sesgo moral de las leyes de su país. Necesitamos actualizar el enfoque de este debate, desarrollar conciencia sobre el gran peso que los juicios morales está costando a muchas mujeres, y preguntarnos si acaso apuntamos a que haya mujeres más dignas que otras, o deseamos que todas tengan derecho al acceso a un tratamiento médico digno y seguro".

El debate continúa abierto y quedará en manos del Parlamento legislar en nombre de la ciudadanía, protegiendo lo que ya está amparado bajo la ley y la Constitución Nacional y promoviendo un debate serio, con los fundamentos biológicos, legales y éticos que requiere el tema de la despenalización del aborto.


Jueves, 8 de marzo de 2018