De la sal al papel: por qué y cómo se creó el dinero
Mauricio Bernal Ramos
Mauricio Bernal Ramos es Economista (UBA) especializado en Finanzas e Historia del Pensamiento Económico


¿Quién inventó el dinero?

"La aparición de la moneda fue una gran bendición para la raza humana. Careciendo de moneda -sin un medio general de intercambio- no podía haber verdadera especialización, no podía avanzar la economía más allá de un simple nivel primitivo. Con la moneda, todos los problemas de la indivisibilidad y de la "coincidencia de necesidades", que afligían a la sociedad de trueque, desaparecieron por completo." Murray Rothbard.

¿Por qué el hombre usó y usa la sal, los bueyes, el oro y los billetes que en si mismos no tenían tanta utilidad respecto de los bienes que intercambiaba? ¿El dinero fue creado de forma espontánea por los seres humanos y evolucionó a través del tiempo? ¿o fue invención del Estado?

Antes de que los billetes se conviertan en un medio de cambio, diversos tipos de bienes fueron usados para los intercambios en el mercado: la sal, las pieles, los bueyes, etc. Y si nos remontamos mucho antes, veremos que este bien llamado dinero no existía, y la única forma que las personas tenían para intercambiar bienes era el trueque, es decir, intercambios directos entre bienes; es aquí donde comienzan los problemas, ya que la dificultad del trueque reside en que tiene que haber una coincidencia entre las partes sobre lo que piden y lo que dan: si yo tengo un caballo y quiero tres gallinas, tengo que encontrar a alguien que quiera un caballo y ofrezca tres gallinas.

Para darle solución a esto se necesitó la perspicacia empresarial del comportamiento humano y los órdenes complejos que surgieron de forma espontánea y se institucionalizaron a través del tiempo. 

La manera que se encontró para superar el problema de la doble coincidencia que caracteriza al trueque consistió en intercambiar el bien que ofrezco por otro bien que no necesito en si mismo pero que es muy demandado (tiene mucha liquidez) y me servirá para intercambiarlo por el bien que yo necesito no necesariamente ese mismo momento ya que al tener un bien muy demandado (el bien dinero), puedo cambiarlo por el bien que necesito cuando tenga la necesidad de hacerlo. Este cambio indirecto con el que puedo satisfacer mis necesidades se da gracias a los bienes de tipo liquido: de forma práctica, un bien es más líquido que otro siempre y cuando pueda ser comprado o vendido con más facilidad en el mercado. 

La alta demanda de un bien con ciertas características (que caracterizan al bien dinero) significa que este podrá ser más fácilmente comprado o vendido debido a su liquidez, y entendiendo eso podremos entender la evolución en las formas de dinero utilizadas históricamente: sal, conchas, pieles, oro, plata y el actual papel moneda que monopoliza el Estado.

El economista Carl Menger, en El Origen del Dinero (1892) trata el fenómeno social del dinero:

Existe un fenómeno que desde hace mucho tiempo y de manera muy peculiar ha atraído la atención de los filósofos sociales y de los economistas prácticos; se trata del hecho de que ciertas mercancías (que en las civilizaciones desarrolladas adoptaron la forma de piezas acuñadas de oro y plata, junto con documentos que, con posterioridad, representaron a esas monedas) se convirtieron en medios de cambio universalmente aceptables. 

Es evidente, aun para la inteligencia más común, que la mercancía debe ser entregada por su propietario a cambio de otra que le será de mayor utilidad. Pero el hecho de que cada hombre económico, en cualquier país, acepte cambiar sus bienes por pequeños discos metálicos aparentemente carentes de utilidad como tales, o por documentos que los representen, es un procedimiento tan opuesto al curso normal de los acontecimientos que no puede parecernos sorprendente que hasta un pensador tan distinguido como Savigny lo encuentre claramente "misterioso".

Pudimos superar el problema del trueque al intercambiar nuestro bien ya no de forma directa con un bien que necesitemos sino primero de manera indirecta con un bien de tipo líquido para después intercambiar ese bien liquido por un bien que vayamos a necesitar resolviendo con eso dos de los tres problemas para superar el problema del trueque, el temporal y el espacial. 

El tercer problema era la estabilidad ante cambio en las cantidades ofertadas y demandadas. ¿Qué ventajas tuvo esto? Pues que posibilitó la división del trabajo, y con eso, mejorar nuestra productividad, promover la paz gracias a los mercados y permitir especializarnos mejorando así el bienestar humano.

Con el paso del tiempo vemos dinero en forma de sal, de conchas, de bueyes, de oro, plata pero que en la actualidad no es más que papeles sin valor respaldados por sus emisores, es decir, los Estados. La teoría del origen evolutivo del dinero combina el comportamiento humano, las instituciones y la historia, es más consistente que la otra explicación acerca del origen del dinero: la teoría chartalista.

Lo que nos dice esta teoría básicamente es que el dinero es un medio de intercambio que aceptamos porque lo respalda el Estado, y como sólo él tiene el monopolio del dinero, lo usa para cobrar impuestos. Si tomamos la metáfora de un nuevo chartalista Randal Wray en Undertanding y Modern Money (1998) de su modelo del gobernador hipotético, nos explica que el gobierno nos impone pagarle un tributo con algo (dinero) que él mismo establece y produce de manera monopólica. 

Pero esta teoría es un caso particular de la teoría evolutiva del dinero del economista Carl Menger y nos dice que un bien, antes de convertirse en un medio generalizado de intercambio, tiene que ser ampliamente demandado, y una de las cinco causas de que dicho bien tenga esa amplia demanda es que sea fruto de relaciones de poder del tipo dominantes contra dominados, o dicho de otra forma, Estados contra sociedad (teoría que promueven los nuevos chartalistas). 

Pero ahí no termina todo, pues esta teoría no explica que pasaría si el Estado pierde credibilidad por la mala gestión del dinero y su demanda de este cae por activos que tengan más depósito de valor, fenómeno que está ocurriendo en Venezuela, esto por haber abusado del monopolio de dinero que tienen para sostener un régimen insostenible desde su concepción como es el Socialismo.

Por último, y como ejemplo de la vida real, la teoría evolutiva del dinero nos permite entender la organización económica en un campo de concentración y lo que pasa cuando los gobiernos abusan del monopolio de dinero que tienen generando elevados niveles de inflación e hiperinflación: algo que la teoría chartalista o estatalista no puede explicar.


Viernes, 6 de abril de 2018
1