La cobardía de Argentina y esa costumbre de ceder a las presiones
Ornella Tirabosco
Periodista. Entusiasta de la formación y del marketing. Generadora de contenidos escritos y audiovisuales. Productora general y ejecutiva. Activista de la libertad. Nacida en Corrientes (Argentina), reside en Asunción


Revuelto de fútbol, izquierda y violencia

La decisión de suspender el amistoso entre Argentina - Israel por las amenazas violentas realizadas por parte del presidente de la Federación Palestina de Fútbol, despertó decepciones y festejos. Si bien es entendible por la presión pre Mundial, otra vez la dirigencia (tanto política como futbolística) demostró estar dispuesta a arrodillarse frente a quien aparezca.

Más allá de que se lo notaba muy entusiasmado a Mauricio Macri por la realización de este partido y la posibilidad de hacer acuerdos económicos, el mandatario se mostró indiferente al tema, y ante el llamado del Primer Ministro de Israel, manifestó no tener incidencia en el equipo. De todos modos, no emitió un comunicado oficial, dando a entender que esta amenaza corresponde al mundo futbolístico y no político. 

Es preocupante el silencio, pero más aún es preocupante el recurrente accionar de la izquierda, festejando estos acontecimientos en las redes sociales.

"A mí no me sorprende que hayan amenazado y quemado banderas argentinas, tampoco me sorprende la actitud de la selección argentina de abrirse de esto", indicó Leandro Fleischer, periodista y escritor. "La cobardía es lo que está ganando en muchos lugares del mundo, creen que cediendo ante los totalitarios no los van a dañar, pero no aprendemos más", agregó, y remarcó: "demostrar cobardía frente a quien pactaste un compromiso es realmente espeluznante".

Argentina se acostumbró a ceder ante grupos minoritarios por miedo a que se sientan ofendidos, y fue capaz hasta de "negociar con terroristas", los mismos contra los que ganamos 1 a 0 en 2014 y nadie se indignó (en el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, Argentina entabló turbias negociaciones secretas con la República Islámica de Irán, acusada por el propio Estado argentino como autora de dos atentados en el país, a través de una diplomacia paralela en combinación con el chavismo venezolano).

Lionel Messi fue amenazado por Palestina. Presidente de este organismo pidió hacer una campaña contra la Federación Argentina. 

En pocos días la selección viajará a Rusia para el Mundial. Al parecer, la memoria selectiva se pondrá otra vez a prueba, ya que el lugar del acontecimiento es nada más y nada menos que la cuna de represión a los derechos individuales. "Todas las libertades que dicen respetar y defender de la boca para afuera, son las que defienden en Israel y oprimen en los países con regímenes que ellos dicen defender, como Palestina", afirmó Fleischer.

"Todo lo que hace la izquierda es estrategia política, son los campeones en atacar permanentemente, en odiar. No hay pluralismo, no respetan el libre culto, no existen las libertades individuales, pero la izquierda usa este tema como cortina de humo, van a tratar de hacer mil millones de cosas para dejar a Israel como victimario", analiza el periodista.

El gobierno de CFK tuvo que afrontar juicios por el encubrimiento de iraníes en el atentado de Israel

Y es que a la izquierda le da igual la lógica, ante cualquier dato que mata relato responden "es más complejo" o "la culpa es del neoliberalismo", cuando la realidad es que las políticas aplicadas por sus líderes eternamente admirados son las que nos han posicionado como uno de los países más oprimidos económicamente.

Dirigentes políticos: maniféstense, no podemos quedarnos callados ante semejante acto de violencia. No repitamos lo vivido en la década anterior, y como dijo Fleischer: "ceder no sirve para nada cuando frente a quien cedes toma ese gesto como debilidad."

Esta es la eterna contradicción de la izquierda argentina, que hace cinco años festejaba las relaciones con China, Irán y Venezuela, y hoy, se indigna con la excusa de un partido de fútbol y derrama antisemitismo detrás de un teclado.

Miércoles, 6 de junio de 2018