Iván Cachanosky: "hacer el ajuste en año electoral complica la reelección"


El ritmo económico complica la reelección de Mauricio Macri

Según lo detallado por el Indec, mayo registró una fuerte caída de la economía nacional, casi de un 6% interanual. Pese a que los pronósticos negativos se anunciaban para este segundo semestre, se pudo ver un desplome a nivel mensual también, ya que la economía se contrajo un 1,4% frente a los resultados del mes de abril.

El leve crecimiento que se pudo ver en el primer trimestre de este año se detuvo por el fuerte impacto de la sequía en primer lugar, y la inflación en segundo, afectando mayormente a los sectores de agricultura, ganadería, caza, pesca y silvicultura, en donde se registró una caída de entre 30 y 35%.

El economista Iván Cachanosky, en contacto con Visión Liberal, explicó que, principalmente, "esta baja tuvo que ver con la sequía que atraviesa el país. El sector agrícola tuvo una caída del 35.2% en el quinto mes del año siendo la principal razón del derrumbe observado en mayo. También, comienzan a influir las altas tasas de interés para combatir el dólar. Al estar tan alta esta tasa de interés, comienza a afectar negativamente el nivel de actividad. Para junio, probablemente se observe otro mes de caída grande, donde, todavía, continuará afectando la sequía y se notará el mayor impacto de la política de altas tasas de interés".

Desde el oficialismo tampoco niegan que los resultados de los próximos meses no serán favorables, e incluso, los analistas ya afirman que habrá recesión. Lo que aún está en duda es si estamos en el inicio de una crisis; ya la estamos atravesando o es simplemente un coletazo de algún hecho pasado. Cachanosky, opinó que "lo que se observó fue una corrida cambiaria fenomenal. El mercado de cambios dejó de estar en equilibrio porque se derrumbó la oferta de dólares, por ende, el dólar empezó a subir y esto a su vez asustó a la gente acelerando la fuga de capitales".

Esta situación de desconfianza ante el mercado financiero llevó al gobierno a hacer un acuerdo con el FMI, con la esperanza de que Argentina pueda cumplir con sus compromisos y devolverle así cierto ritmo a la economía nacional. "Como nuestros prestamistas dejaron de confiar en nosotros para otorgarnos préstamos, fue necesario recurrir al FMI. El hecho de haber ido al FMI desde ya no es buena noticia, porque muestra que no supimos tener disciplina. Sin embargo, sí evitó una crisis que pudo haber sido mucho peor; si no se iba al fondo, Argentina hubiera entrado en default una vez más", dijo el economista. Y agregó que "el contexto internacional también tiene su cuota. De todos modos, Argentina sufre más que sus países vecinos, lo que refleja nuestros desequilibrios macroeconómicos. Por lo tanto, si bien el contexto es adverso, no es la única causa que explica la crisis cambiaria y de confianza que se atraviesa".

Con respecto a la realidad económica, mencionó que "cambió desde que recurrimos al FMI. Se esperaba que el 2018 cierre con un crecimiento por encima del 1.5% anual, pero hoy probablemente ronde el 0.4%. Incluso hay proyecciones más pesimistas y de caída. En el 2019, si no hay problemas de clima como tuvimos este año y Brasil logra crecer al 2% anual, es probable entonces que Argentina crezca en torno a 1.7% anual. No obstante, mucho dependerá de cuánto se cumplan las metas prometidas al FMI".

Por otra parte, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, aseguró que Macri va a ir por la reelección en 2019, pero esta situación lo complica, y más aun teniendo en cuenta los últimos resultados que midieron la imagen del presidente. Cachanosky analizó el panorama y sostuvo "el gobierno de Cambiemos deberá hacer un ajuste del déficit fiscal (primario y financiero) para cumplir con el FMI. Ese ajuste implica sacrificar obra pública. Hacer esto en año electoral puede traer complicaciones en la reelección. Sin embargo, la economía puede complicarse aún más si no se cumplen las metas y no continúan el FMI desembolsando el préstamo. A Cambiemos no le alcanza con la plata del FMI para cubrir todas sus necesidades de financiamiento de aquí a 2019, con lo que tendrá que salir a colocar deuda en los mercados y para eso es clave reganar la confianza".

A su vez, y como conclusión, remarcó que "en la medida que Macri cumpla con las metas pautadas con el FMI, sus chances de reelección se incrementarán. De lo contrario, la desconfianza continuará y se complicará su reelección. Por supuesto, también será clave si Cristina Fernández de Kirchner es candidata o no, ya que su presencia divide al peronismo y esto favorece a Macri".

Jueves, 26 de julio de 2018