Milei recargado, le dio duro a la casta política y al socialismo


El economista Javier Milei viajó a Misiones a acompañar el lanzamiento del Partido Libertario Misiones, donde disertó en un panel frente a más de 450 personas.

El economista cargó con dureza contra la clase política, a quienes considera "los enemigos de Argentina" y propuso fórmulas para la reconstrucción del país

Invitado por los referentes locales del Partido Libertario, el polémico economista Javier Milei dio una conferencia en la que reiteró su postura a favor del capitalismo y de una reducción del Estado a una mínima expresión.

Cargó con dureza contra la clase política, a quienes considera "los enemigos de la Argentina" y propuso abrevar en las fuentes de Juan Bautista Alberdi para la reconstrucción del país.

El economista se mostró como defensor del capitalismo ("un sistema justo y, además, ética y estéticamente superior al comunismo") y remarcó que "los males de la Argentina son el Estado y sus instrumentos los políticos".

"Soy un minarquista estático y anarco capitalista dinámico", se autodefinió, con una frase críptica que resumió su concepción de un Estado mínimo, encargado solo de las funciones de brindar seguridad y administración de Justicia.

"Si el Estado no te quitara (con impuestos) el 70% de lo que generás podrías acceder a la prestación de salud que elijas; incluso las capas de menores ingresos. Y la educación funcionaría mejor con un sistema de voucher, para que se pueda elegir donde estudiar, porque hoy la mitad no termina la secundaria y el 70% de los que egresan no pueden comprender un texto y no pasan de una prueba de matemática básica". 

Incluso en este tema Milei va contra la corriente. No dudó en afirmar que la educación pública y gratuita "fue una de las conquistas del socialismo que marcaron una caída en la calidad de vida", agregó.


Milei considera que el aparato estatal con sus regulaciones, impuestos y su poder de policía ponen freno al progreso de emprendedores, profesionales, empresarios e, incluso, a los trabajadores y al resto de los ciudadanos de a pie.

"Argentina es un país inviable, para los sub 30 (los menores de 30 años) la mejor salida es Ezeiza, porque en el exterior la posibilidad de progreso puede ser mínima, pero acá es cero y si por una de esas cosas de la vida lo lográs, el Estado te quita el 70%, se roba el fruto de tu trabajo con la excusa de la justicia social", arremetió.

"Tu enemigo es el Estado, especialmente los políticos. En 2001 hubo un ?que se vayan todos'... pero no se fue ninguno y es más, vinieron con sus proles, con sus amantes, son una casta", enfatizó, levantando el tono.

"La Argentina de mediados del siglo XIX era un país de bárbaros y, gracias a la gesta de un hombre como Alberdi y a la Constitución de 1853 - 1860, en 35 años se convirtió en una de las potencias del mundo. En 1895 era el país con el mejor PBI per cápita del mundo. En la primera parte del siglo XX ocupaba el puesto número cinco entre los países más ricos. Pero también hay que decir una verdad: en el proyecto de Alberdi, todo el Poder Ejecutivo entraba en la Casa Rosada. Y eso, es un problema para los políticos", agregó.

Luego de reiterar su rechazo a las diversas manifestaciones del populismo, "desde Perón hasta los que quieren hacer un peronismo sin Perón", Milei expuso el primer atisbo de una posible salida; una fórmula que pueda invitar a la esperanza ante tanta desazón.

"Todo se resuelve con un cambio cultural, explicando a la gente los datos", afirmó, para luego volver a cargar contra la clase política.

"En el fondo, no es que los políticos quieren arruinar ?a propósito' la vida de la gente, son chorros y delincuentes, pero no lo hacen ?en contra de la gente'

Pasa que tienen un sistema de privilegios y los usan. 

Y esos privilegios son los que van en contra del progreso y la libertad de la gente", concluyó. 

Lunes, 29 de octubre de 2018