La cuarta revolución industrial ¿cambiará la economía?
Gustavo Milutin
Economista, actualmente estoy realizando una maestría en Finanzas en la Universidad de San Andrés. Trabajo en operaciones en INAP S.R.L y me dedico a invertir en criptomonedas.


La cuarta revolución industrial está presente.

En mi nota anterior, realicé un breve análisis de porqué Argentina ya no es un país rico. En él trate de concientizar sobre la irrealidad que se vive, bajo ideologías erróneas. (Ver: ¿Por qué Argentina dejó de ser un país rico y próspero?)

En esta oportunidad, quisiera tratar un tema que me resulta de gran pasión personal, "La cuarta revolución industrial". La misma me resultó extremadamente interesante desde que leí un libro sobre ella, escrito por Klaus Schwab, quién es el fundador del World Economic Forum.

La cuarta revolución se trata de satisfacer necesidades con los grandes avances de la tecnología. Ya que individuos tendrán siempre necesidades de distinta naturaleza por satisfacer y los recursos para satisfacer las mismas siempre serán escasos. 

Por tanto solo aquellas soluciones que permitan satisfacer las necesidades, serán aquellas que la gente consuma. Valga la aclaración, una necesidad satisfecha, no implica que los individuos no tengan futuras necesidades.

Ahora bien, el libre mercado y la libre empresa, hace que quienes producen tengan que competir y estar a la vanguardia de las nuevas tendencias. Esto obliga a prestar especial atención entonces a lo que las personas están necesitando. 

La competencia comprendiendo esto en la actualidad, ha logrado crear una cuarta revolución industrial. Donde predominan cuatro pilares fundamentales: conexión, simplificación, inclusión, y oportunidad.

Cuando me refiero a conexión, hablo de que hoy ni las distancias geográficas son limitaciones para estar al día con una persona querida, o ya no es necesario siquiera meterse a un diario en internet para saber las últimas noticias, hoy las redes sociales solucionaron esto. Con tan solo entrar en Twitter, por ejemplo, uno puede saber las últimas novedades sobre un determinado tema. Las redes son canales de conexión, entre personas, empresas e individuos, etc.

Respecto a la simplificación, hago alusión a que la tecnología vino para simplificar tanto procesos de producción, como aspectos de nuestra vida. Con una simple aplicación podemos solicitar un auto para ir a una determinada ubicación, podemos pedir un servicio de mensajería, o poder comprar y leer todos los libros que queramos y tenerlos almacenados en un dispositivo.

En el caso de la inclusión, por más que el término suene demagógico es el más adecuado para explicar lo siguiente. La tecnología vino a resolver el problema del sector de la economía que no estaba bancarizado y no podía acceder a un crédito mínimo, hoy con un celular se puede solicitar y acceder a un mini crédito personal, una tarjeta de crédito prepaga o abrir una cuenta bancaria 100% digital.

Finalmente, la oportunidad es el pilar más fuerte, ya que resuelve una gran incógnita que muchos críticos de los avances tecnológicos hacen: ¿qué pasará con el empleo? La respuesta es simple, habrán mas oportunidades para aquellos que decidan desafiarse. Las personas pueden hacer uso de su auto en su tiempo libre (o full time), y transportar pasajeros. O bien, aquél que desea realizar entregas de pedidos, y administrar sus horarios libremente puede hacerlo. Hoy en día, la cuarta revolución, brinda la enorme oportunidad de que tanto los oferentes, como los demandantes, se encuentren en un espacio común y simple: una aplicación. Por tanto, no me cabe duda alguna, que será una gran fuente de empleo.

Mi pregunta es la siguiente: ¿Estamos frente a la economía del mañana? Les anticiparé mi respuesta: ¡Si!

Los pilares que mencioné anteriormente, cumplen con el objetivo de satisfacer necesidades humanas, con recursos escasos. El estudio de como se puede suplir estas demandas, se llama economía. Por tanto los conceptos y las teorías económicas claramente no cambiarán, pero sin duda, gracias a estos avances, muchos se actualizarán y otros nuevos aparecerán.

Martes, 30 de octubre de 2018