Lázzari y una lectura sobre lo que dejó el G20
"Tenemos la izquierda más ridícula y pavota y del mundo"
Ornella Tirabosco
Periodista. Entusiasta de la formación y del marketing. Generadora de contenidos escritos y audiovisuales. Productora general y ejecutiva. Activista de la libertad. Nacida en Corrientes (Argentina), reside en Asunción


Lazzari, sobre el G20: "Las soluciones tienen que salir de nuestro liderazgo".

Apertura al mundo, relaciones internacionales y nuevos acuerdos comerciales entre naciones. En estos tres ejes puede resumirse el G20, el evento que reunió a los 20 países centrales industrializados y emergentes. Juntos, estos países representan el 85% del producto bruto global, dos tercios de la población mundial y el 75% del comercio internacional.

El cierre de este acontecimiento, con sede en Sudamérica por primera vez, culminó con la confirmación de un consenso que busca renovar el compromiso en las áreas de, principalmente, economía, medio ambiente, tecnología, corrupción y educación, y que podría beneficiar al país frente a la actual crisis económica.

Este foro posicionó a la Argentina dentro del contexto internacional nuevamente y le permitirá atraer la atención de líderes e inversionistas a la región. Además, Mauricio Macri se lució como un buen coordinador en las negociaciones y salió airoso en comparación con las expectativas que se manejaban, tanto a nivel social como de los posibles acuerdos logrados dentro de este marco.

"El G20 demostró algo que hace mucho no veíamos. Nos propusimos una buena organización y salió bien. Eso es bueno para la sociedad", dijo a Visión Liberal el economista Gustavo Lázzari.

Luego de los incidentes por la fallida final River - Boca, que nos puso en los ojos de todo el mundo como antesala de semejante evento, la confianza en el operativo de seguridad a implementar se veía resquebrajada. En este sentido, Lázzari subrayó: "se demostró que pacificar las calles es posible, si bien a un alto costo".

"Argentina tiene una de las izquierdas más pavotas y ridículas del mundo". Lazzari y las conclusiones del G20

En comparación con la gestión kirchnerista, el economista ironizó: "Esto es veinte veces mejor que el G2 que, en la era K, hacíamos con Venezuela" y opinó sobre el rol de la oposición y su relato: "se demostró que la izquierda y el kirchnerismo no tienen discurso, no tienen agenda. No propusieron nada ni cuestionaron nada interesante. Argentina tiene una de las izquierdas más pavotas y ridículas del mundo; no tiene ni siquiera un discurso antiglobalizador".

Con respecto a las conclusiones de lo que nos dejó el G20, Lázzari reflexionó: "No nos deja nada que no tengamos que hacer nosotros. Esto es una reunión deliberativa, no ejecutiva", y apuntó contra los que pretenden ver resultados sin esforzarse previamente: "Salió bien y punto. No esperemos de los 19 líderes que nos visitaron las soluciones que tienen que salir de nuestro liderazgo".

"La Argentina es un país fascinante. Organizamos mejor una cumbre, que es riesgosa y tumultuosa en todo el mundo, que un partido de fútbol, que es fácil de organizar en cualquier lado" remarcó el economista, y cerró con una opinión extra sobre la gala en el Teatro Colón: "Un tema no menor es la estética de la gala del G20; mostró una mejora sustancial respecto a lo perverso y mediocre de los festejos durante la era K".

Lunes, 3 de diciembre de 2018