"No hay plan B porque no hay planeta B"
Macron, al hablar de calentamiento global

El recién elegido presidente de Francia Emmanuel Macrón resumió en una frase la situación en la que queda el mundo tras el anuncio hecho por Donald Trump de retirar a Estados Unidos del acuerdo para combatir el cambio climático: "En el clima no hay plan B porque no hay planeta B".

No fue el único en criticar la decisión de Estados Unidos que prácticamente tira por el piso la meta de evitar que la temperatura del planeta aumente más de dos grados celsius durante este siglo. Estados Unidos, el segundo mayor emisor de gases de efecto invernadero, se había comprometido a reducir entre 26 y 28% sus emisiones para 2025. China, Rusia, Alemania, entre otros, advirtieron que la decisión de Trump representa una amenaza para los esfuerzos de todos los demás.

Alinear a Estados Unidos en un acuerdo internacional ha sido por décadas la gran piedra en el zapato para avanzar en la lucha contra el cambio climático. En 1997, cuando se firmó el Protocolo de Kyoto, Estados Unidos eludió el compromiso a pesar de ser el mayor emisor en ese momento. Los países que si adquirieron responsabilidades se sintieron traicionados y maniatados.

Miércoles, 28 de junio de 2017