El populismo, un rehén manipulado de la derecha y la izquierda

 

"El problema de los populismos es que hacen que los gobiernos hagan demasiado de lo que no tienen que hacer, y muy poco de lo que sí tienen que hacer".

Así definió la joven politóloga guatemalteca Gloria Álvarez, su visión sobre el populismo como "una estrategia nociva de los gobiernos para la economía de una sociedad".

Invitada por la Fundación Friedrich Naumann, Fundación Federalismo y Libertad y la Red por la Libertad, para disertar en UCEMA, Álvarez presentó su último libro titulado "Cómo hablar con un progre", en el que ejemplifica casos reales de la actualidad política y económica de Latinoamérica.

"El populismo es un mecanismo de manipulación psicológica que puede ser utilizado por izquierdas o derechas, y al final, la gente que cree que con cambiar de presidentes van a cambiar su sistema, están muy equivocados", señaló.

Ahondó que en "América Latina, mientras no comprendamos que debe haber una separación absoluta entre economía y Estado, por más que gobierne la derecha o la izquierda, siempre buscan llegar al poder para manipular la economía y mantener privilegios económicos para quienes les interesa, a menos que haya cambios estructurales de apertura a mercados, de garantía y de igualdad ante la ley, de justicia y seguridad, te vas a encontrar con gobiernos que definitivamente no harán cambios de raíz".

Otra mirada

Gloria Álvarez resaltó que "las derechas latinoamericanas al ver que el populismo es exitoso para ganar elecciones, también se ponen en lo mismo. Entonces tenemos gente que termina ofreciendo con dinero ajeno regalar lo que se le dé la gana, y así el populismo termina ganando terreno en todas las ideologías", apuntó.

Amplió que "en el socialismo del siglo XXI empieza a volverse regla, prometer cosas gratis durante las elecciones y dividir con odio a la sociedad, entre ricos y pobres, que los ricos son los malos y los pobres son siempre las víctimas, y el primero que capitaliza esa idea ganando elecciones fue Hugo Chávez, ya después vinieron Rousseff, Lula Da Silva, Evo Morales, los Kirchner en Argentina", ejemplificó.

Viernes, 22 de septiembre de 2017