Cambiemos, el musical: la obra que hace bailar (y no de alegría) a los argentinos
Por: Mildred del Río para Restaurar.org


(Mildred del Rio para Restaurar)

Resumen de la obra:


Narra la historia de un personaje: Cambiemos, Rey de Argentinia, con el fuerte mandato de seducir a los ciudadanos temerosos y enojados, aunque no tanto como para enfrentar cambios demasiado profundos. Cambiemos discurre su reinado aupado en la masa cobarde que ha elegido depreciar a la libertad como valor. Dinámico y pragmático, siempre dispuesto a negociar con Troskokirchnerismo ejerce un reinado sometido a un número creciente de controles sobre las personas. La trama se complica cuando el reinado de Cambiemos pone en jaque la continuidad misma de Argentinia y la llave de la felicidad para todos y todas.

Personajes:

Cambiemos, (slang para Radicalismo):
Personaje sempiterno camuflado en nueva política, lleva en sus entrañas resabios de la decadencia de los partidos políticos tradicionales. Elefante blanco, gordo y anquilosado, abandonó la exaltación de ideales para convertirse en una madama que debe huir permanentemente del debate y cuyos simpatizantes la manosean en busca de un puesto rentado a cargo del erario público. De gran prodigalidad subvencionadora, hace de la dadivosidad pública su forma de existencia y reproducción, de manera que toda guita que recaude es, por definición, insuficiente.  


Peronismo:
Se trata de un animal mitológico caracterizado por sus poderes metamórficos. Sus dotes para la negociación y el engaño son muy apreciadas en la escena, ya que puede cubrir un acto haciéndose cargo de la música, las danzas tribales, los cánticos y las escenas marciales. Caciquismo, turnismo, corrupción, clientelismo, fraude y la costumbre de colocar en la administración a los militantes lo hacen uno de los personajes más destacados de la obra. 


Liberalismo:
Personaje cuyas ideas, fundadoras del país y culpables de sus únicos momentos de prosperidad, han sido sistemáticamente embarradas. Se trata de un ser ectoplasmático, sin cuerpo ni personería jurídica al que, sin embargo, todos los personajes de la obra demonizan y por el que se sienten amenazados. Sus debates intestinos se asemejan a una gastroenterocolitis con cálculos de vesícula y meteoritis crónica.

Movimientos sociales:
Protovirus endémico extraordinariamente letal que descubre que gana poder si convence a los medios y a los políticos de la existencia de un problema grave, el cual puede ser inventado, que se resuelve con mayor control sobre los individuos. A mayor número de problemas, más leyes e ingeniería para la intervención social. El virus se clona y propaga inventando causas y ejerciendo el monopolio de la moral justiciera. Son cazadores de subvenciones y le tienen tomado el tiempo a cualquier gobierno gracias a su dominio de la calle.

Expertos:
Masa de técnicos electoralistas que hacen experimentos sin control ni oposición basándose en el diseño de la política. Sin carisma y refractarios al debate de ideas o datos, su misión es su permanencia en el poder y la consecución de estrechísimos beneficios personales. Son incapaces de superar el miedo a ser señalados de fachos de forma tal que siempre dirán lo que los movimientos sociales quieran escuchar.

Medios:
Impedidos de denunciar la vida cloacal de la política su élan vital es el sistema servil de la pauta o el de los medios públicos. Sabiendo que sus salarios serían inviables sin estafar a los ciudadanos, cobran por callar más que por trabajar.

Troskokirchnerismo:
Mitad peronista, mitad comunista. Se trata de un personaje que padece un repudio raro, ya que recibe todo tipo de dádivas y protecciones mientas es insultado. Los ciudadanos han sido víctimas de su infinita crueldad y temerosos de su regreso, pagan viles diezmos a quien jure protegerlos de su locura criminal.

Introducción, nudo y desenlace:

Cambiemos gobierna prometiendo romper con años de decadencia haciendo honor a su nombre. Reclama para sí el apoyo de todos los personajes para luchar contra los Movimientos sociales, dueños de la patria patotera y esclavos incondicionales de Troskokirchnerismo que es tan temido y sospechado de oscuras alianzas con Peronismo. Para ello cuentan con sus fieles aliados, Medios y Expertos, que día a día refuerzan la malicia de los métodos de Movimientos sociales y de Troskokirchnerismo, aunque no dejan de pontificar sus valores y causas.

Esto produce gran confusión en los ciudadanos, que no tendrán mucho problema en guardarse la confusión en donde no les da el sol, si no fuera porque se están quedando sin dinero ni bienes y eso los hace sospechar que hay tongo. Abrumados por los impuestos y los abusos, comienzan a escuchar las voces fantasmagóricas de Liberalismo, que les dicen que en realidad: 

Cambiemos, Peronismo, Troskokirchnerismo y Movimientos sociales no sólo no son contendientes si no que, juntos, son los parásitos que vampirizan la vida de los ciudadanos.

 Ahí nomás todos se ofenden que da calambre y se arma la de San Quintín con discusiones inconducentes y todo tipo de boludeces escenográficas que tiran humito de una máquina, hacen luces, se cambian los vestuarios y dele kilombo y kilombo.

Todos culpan al fantasma Liberalismo de todo lo que haya ocurrido en la galaxia. Pero el fantasma Liberalismo sigue y sigue y les dice con voz ténebre:

- te están cagando, te están cagando


Ahí mismo les propone un reto: separar el precio de un sachet de leche de los impuestos con que se lo grava, y esta forma brutalmente pedagógica hace que todos se aviven de que esa guita está yendo para comprar camisas de Piter Robledo.

Una ira indecible se apodera de la ciudadanía que de inmediato trata de meterles en el intestino grueso de Cambiemos, de Peronismo, de Movimientos sociales, de Troskokiechnerismo y de Expertos, todas las bondades de la inclusión social, las playas gratuitas y las ventajas de pasar de grado sin saber sumar. La horda, al grito de:

- inclusiva y transversal es esta patada que te pongo en el tabique,
- sustentable es tu vieja en tanga,

o

- emponderame ésta

Salen a despojar a Cambiemos de sus prebendas. Hacia el final de la historia todo el escenario es un kilombo, una máquina en el proscenio imprime billetes que vuelan en diagonal a la platea, un personaje llamado FMI aplaude a Cambiemos mientras se lleva el catering de los camarines y hace mutis por el foro. Desde las patas, el Peronismo dice que éste no es su gobierno y culpa a Cambiemos de ser tan manirrotos e improvisados. Por el fondo una chorus line perteneciente a Movimientos sociales culpa a Cambiemos del quebranto que originaron los subsidios que ellos mismos se llevaron.

 Un simpático grupo bullanguero interpretado por Troskokirchnerismo irrumpe en escena cantando "vamoavolvemacrilpqtp" y otras boludeces inconexas y se retira rápidamente sin pena ni gloria. Expertos se hace olímpicamente el distraído enarbolando un análisis demoledor de Cambiemos como si no hubiera dicho exactamente lo contrario hace 15 minutos. Cambiemos, en su desesperación, trata entonces de culpar a Liberalismo que en la obra era un fantasma sin voz ni voto, pero Medios que siempre cae parado muestra que la única línea de Liberalismo era

-bajen el gasto que vamos derecho a la piña.


Medios queda bien con dios y con el diablo y Cambiemos en medio del escenario con una encuesta en la mano, trata de entender el final de la obra.

Baja el telón con la inscripción:

Nada tan totalitario como regalar lo que no se produce promocionándose como defensor de los débiles para morder un pasaje de garrón.

Link a la nota original

Lunes, 26 de marzo de 2018
EtiquetasmacrismoMacri