Once millones de pobres: los índices más dolorosos del gradualismo
Ornella Tirabosco
Periodista. Entusiasta de la formación y del marketing. Generadora de contenidos escritos y audiovisuales. Productora general y ejecutiva. Activista de la libertad. Nacida en Corrientes (Argentina), reside en Asunción


Argentina en alerta: casi 30% de pobreza

La crisis económica en Argentina es cada vez más preocupante. La pobreza alcanzó un nuevo récord en la gestión de Cambiemos, con una tasa de 27,3%, mientras que, en el cierre de 2017, la cifra era un 1,6% menor. Lo más alarmante es que, según los economistas consultados y de acuerdo a cómo se presenta el panorama, para fin de año se espera un índice más elevado aún, posiblemente mayor que el registrado durante la presidencia de Cristina Kirchner.

En números concretos, en la Argentina hay 12,2 millones de pobres y 2,1 millones de indigentes. 

Es necesario remarcar que estos indicadores se dan en un contexto donde también han aumentado las cifras de inflación y de desempleo, con un profundo impacto de la volatilidad en el tipo de cambio.


Mauricio Macri, en una breve conferencia de prensa en la que reconoció estos números, dijo que "es una noticia que esperábamos después de meses de turbulencia" y agregó que la meta del gobierno "es y seguirá siendo reducir la pobreza". Además, criticó duramente al kirchnerismo por haber escondido las cifras oficiales y subrayó que "la pobreza no desaparece si se deja de contar".

Las redes sociales estallaron después de esta noticia, al igual que los análisis en radio y tv, y los liberales argentinos dieron su opinión:

Agustín Etchebarne: "Macri reconoció la pobreza del 27,3%, son más de 11 millones de pobres, y también va a seguir subiendo. Lo positivo es que se dice la verdad. También es cierto que durante la era de CFK no sólo mentían en las estadísticas, sino que la realidad estaba maquillada por el cepo. Pero la pobreza seguirá subiendo, tenemos seis meses complicados por delante".

Milei: "Se vienen tiempos duros, como consecuencia de no haber hecho las cosas a tiempo"

Javier Milei: "el proceso inflacionario está lanzado y recién se podrán ver efectos importantes de caída de la tasa de inflación en la segunda parte del año próximo. Se vienen momentos duros, pero estas son las consecuencias de no hacer las cosas a tiempo. Vamos a tener más pobres, más indigentes y menos consumo".

Guillermo Nielsen acompañó el pensamiento de Milei: 

José Luis Espert: "El discurso cambiemita era que un ajuste de shock prendía fuego el país. Con su gradualismo fracasado, nos llevaron a una crisis y encima de ella acaban de lanzar un shock de déficit 0 e inflación 0. Lamentablemente el chanterío de la política argenta de siempre".


Viernes, 28 de septiembre de 2018