Entrevista al analista y consultor económico Manuel Adorni
"¿No quieren ajustar? Entonces iremos a otro 2001 o algo peor"
Ornella Tirabosco
Periodista. Entusiasta de la formación y del marketing. Generadora de contenidos escritos y audiovisuales. Productora general y ejecutiva. Activista de la libertad. Nacida en Corrientes (Argentina), reside en Asunción


Manuel Adorni: "Trabajamos siete de doce meses para pagar impuestos"

No hay secretos. Para revertir nuestros indicadores económicos y atraer nuevas inversiones, es necesario encarar una profunda reforma estatal, bajar la carga tributaria y corregir los tipos de cambio.

Lejos de seguir ese camino, Cambiemos optó por el gradualismo y por mantener el gasto público, aumentando consecuentemente el déficit fiscal. Si bien se habían anunciado recortes del gasto hace algunos meses, no resultaron proporcionalmente significativos y, durante este año, se registró el mayor aumento en jubilaciones, pensiones y en planes sociales.

Un estudio publicado en septiembre por el Banco Interamericano de Desarrollo estimó que Argentina se encuentra en el primer lugar en el ranking de países con más ineficiencia en su gasto público, sumando un 7,2% del PBI. Si no se reduce de forma drástica, de nada sirven los ajustes constantes que hacen al único sector productivo del país.

Manuel Adorni, analista y consultor económico, arroja cifras inquietantes sobre el gasto público y social, y grafica de esta forma el porqué de la situación económica actual de Argentina. Desde Visión Liberal, le consultamos sobre estos números y, el también docente universitario, hizo su análisis sobre el panorama político del país, la crisis de Cambiemos y el rol de los liberales en el campo de las ideas.

- ¿Cómo encuentra la situación económica actual?

Manuel Adorni hace un análisis descarnado de la realidad. "Esta recesión resiente inversión, empleo y consumo".

- Argentina se encuentra en una situación económica sumamente compleja, frágil y volátil. En primer lugar, un Estado que gasta más de lo que tiene y que se ha quedado sin financiamiento. Esto es lo que venimos observando desde hace varios meses; es lo que ha llevado al dólar a duplicar su valor en lo que va del año, a que la inflación se haya disparado para posicionarse en torno al 45% para todo el 2018 y por, sobre todo, es lo que ha provocado una recesión y caída del PBI, que significa en la gente dos cosas: menos trabajo y menos salario.

En definitiva, por un lado, tenés la macroeconomía sangrando y con serios inconvenientes y por el otro, en el "todos los días", una recesión que te reciente la inversión, el empleo y el consumo. Te reitero, la situación es compleja.

- ¿Qué cree que sucede dentro de Cambiemos y con la oposición?

- No lo sé. Entiendo que Cambiemos siempre ha ido detrás de sus propios actos de fe. Siempre han creído determinados supuestos que no se han cumplido: lluvia de inversiones, fin de la inflación, baja en la pobreza. Cuestiones muy relevantes pero que no han ido acompañadas por medidas en virtud de su cumplimiento. 

Anuncios de inversiones que no llegaron, el "mejor equipo" y otras ilusiones que ya no existen

Incluso la baja de impuestos ha fracasado: bajaron las retenciones y luego las volvieron a subir. El impuesto a los Bienes Personales va por el mismo camino. Qué pasa dentro de Cambiemos no lo sé, entiendo que el año que viene puede tener algunas buenas noticias, como la producción agropecuaria, temas relacionados a la energía y un repunte del consumo que haga que el panorama, desde lo político, se plantee diferente.

No termino de comprender a quienes dicen que Macri no puede ser reelecto. En lo personal, creo que tiene grandes chances de ser reelegido por otros cuatro años. El mundo vota con el bolsillo y Argentina no es la excepción. Los dos meses previos a las elecciones de 2019 serán decisivos.

- Una de las razones por las que el Gobierno recurrió al FMI es el exceso de gasto público. ¿De qué manera afecta a la economía de cada uno?

- El Gasto Público es un tema central y buena parte de mis escritos han ido en torno a conceptos relacionados al gasto del Estado. Para que tomemos dimensión, hoy mantener el Estado nos sale el 60% de lo que producimos. 12 meses del año trabajamos y 7 de esos 12 lo hacemos para pagar impuestos.

El 70% del Gasto Público es gasto social (Jubilaciones, Asignaciones, Planes sociales, etc.); el otro 30% está compuesto por empleo público, obra pública y subsidios económicos. Además, 1 de cada 3 pesos se gasta en pagar intereses de la deuda. El Estado es un elefante que mantenemos entre todos, el problema es que es caro, ineficiente y encima, gasta más de lo que tiene.

- Sobre este último punto ¿cuánto creció el gasto en estos años?

- El gasto en los últimos diez años creció diez puntos del producto. Esto significa que si antes producíamos diez sillas y el Estado se quedaba con tres, ahora se queda con cuatro. Hemos aumentado el gasto y con ello, los impuestos. Subir los impuestos es sacarle más y más al sector privado que es quién debe generar riqueza y con ella, empleo y crecimiento.

- En Twitter analiza la situación y arroja números reveladores. ¿Qué descubrió en materia de planes sociales, jubilaciones y pensiones?

Un poco de todo. De 6.2 millones de Jubilados y Pensionados, más de la mitad no hizo todos los aportes. Planes sociales es una maraña que alguna vez debemos transparentar, pero son millones. Hay a razón de tres planes sociales por kilómetro cuadrado en la Argentina. Un delirio.

- ¿Cómo se puede revertir la situación? ¿Cambiemos está a tiempo?

- Siempre se está a tiempo, pero ojo, que el tiempo corre y con ello la degradación de la sociedad. La pobreza ya supera el 30%, la inflación está arrasando y todavía tenemos serios problemas de competitividad que nos hacen difícil ser competitivos en el mundo para poder comerciar y con ello crecer, que es lo que en definitiva hace el mundo.

Ir por el déficit cero más que una cuestión correcta, es algo racional: no podemos gastar más de lo que tenemos. Aún tenemos problemas serios que Cambiemos no va a lograr resolver si no tiene otro mandato por delante. Argentina es un país con inconvenientes estructurales que llevarán décadas solucionar y no solo son económicos: el nivel educativo, el nivel cultural y la famosa grieta son temas que llevarán al menos una generación poder solucionar, incluso haciendo todo perfectamente bien.

¿Qué análisis hacé de ese sector de la sociedad que no quiere ajustar?

Quienes no quieren ajustar siempre son políticos o gente que vive del Estado, no merece mucho más análisis. ¿No quieren ajustar? Bárbaro, más tarde o más temprano entonces iremos hacia otro 2001 o quién sabe, algo peor.

- ¿Cómo podemos combatir el mensaje populista que traen consigo los subsidios?

Todos los que tenemos un micrófono, una página de un diario, una red social o cualquier otro medio de comunicación masivo a nuestro alcance, tenemos como deber explicar algo tan básico, que es complicado creer que sea necesario decirlo: no hay cosas gratis, todo se paga. Los subsidios no se pagan en la boleta de luz, pero se pagan en inflación, pobreza o falta de inversión o empleo. Nos han convencido de que el Estado es gratis y, por el contrario, es extremadamente caro.

Miércoles, 24 de octubre de 2018