Hay 60 legisladores en CABA, pero gastan como si fueran 1.890

No entran balas. A pesar del pedido de austeridad y responsabilidad en el gasto público, el Estado sigue con el bolsillo flojo para pagar dietas y otros "ítems" a los legisladores.  Guillermo Lanfranconi, analista del gasto público, reveló cuánto piensa gastar este año la Legislatura de CABA. Y la verdad, es un despropósito.

Según el informe 62 que publicó en su sitio El Despertador, los legisladores porteños tienen asignado un presupuesto de $ 4.195.000.000 para este año. Son apenas sesenta miembros, pero los contribuyentes pagan como si fueran 1.890.

Este es el análisis detallado y pormenorizado del gasto, según la investigación de Lanfranconi: 

Gastos parciales de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en 2019
Personal$ 3.220.000.000
Personal Permanente$ 1.708.000.000
Personal Temporario$ 1.470.000.000
Servicios No Personales (destacados)$ 742.000.000
Servicios No Especificados$ 253.000.000
Mantenimiento y Limpieza$ 152.000.000
Servicios Profesionales, Técnicos y Operativos$ 140.000.000
Publicidad y Propaganda$ 96.000.000
Pasajes y Viáticos$ 5.000.000

Detalles destacables

  • Gasta $ 349.600.000 por mes o $ 11.500.000 por día.
  • Destina a personal $ 268.300.000 por mes o $ 8.820.000 por día.
  • Mantenimiento y Limpieza se llevan $ 12.600.000 por mes.
  • Los profesionales nos cuestan $ 11.700.000 por mes.
  • Consume $ 8.000.000 por mes en publicidad.
  • En la actualidad, la dieta de un legislador es de $ 185.000, o sea que entre todos cobran $ 11.100.000 por mes, es decir $ 144.300.000 (incluyendo aguinaldos) por año. En otras palabras, tomando en cuenta sus "salarios", cuestan casi lo mismo que los "servicios profesionales".
  • Las dietas representan el 3 % de presupuesto de la Legislatura.
  • Dicho en dinero: De los $ 4.195.000.000 que se gastan al año, $ 4.050.700.000 son destinados a personal, mantenimiento, asesores, publicidad, contrataciones, etc.
  • Pese a cobrar $ 185.000, cada legislador cuesta $ 5.826.000 por mes.

Parece que sigue la fiesta, pero la carga sobre los que financian el gasto público es demasiada.

Queda claro que podrían rebajar sus dietas como gesto de "austeridad republicana", y teniendo en cuenta el nivel de carga fiscal que soportan los esquilmados pagadores de impuestos porteños, el principal problema es el injustificable nivel de gastos que rodea a los legisladores.

Viernes, 15 de febrero de 2019
1