"Gane quien gane las elecciones Argentina va a un default inexorablemente"


(Carmen Amador para El Tribuno"Es imposible saber un número y todos los economistas que dan un número de a cuánto estará el dólar son unos chantas". Así comenzó Javier Milei su discurso en  la 6º Edición del Foro Económico del NOA organizado por la Fundación "Federalismo y Libertad", con el apoyo de la Fundación Friedrich Naumann.

Posteriormente, el Tribuno de Jujuy entrevistó a Milei para dialogar sobre diferentes temas económicos que preocupan a toda la sociedad.

- En su participación en el Foro Económico del NOA afirmó que menos Estado es más libertad, ¿de qué se trata este concepto?

- Brindé una charla en la que planteo que menos Estado es más libertad. Lo que hice fue explicar técnicamente por qué el Estado es nuestro enemigo y por qué debería ser llevado a su mínima expresión. El Estado es el mayor enemigo de la riqueza. Si el aumento de su tamaño lo financia con impuestos cae el salario real. Si es deuda son impuestos futuros. Si esa deuda es externa eleva el tipo de cambio de equilibrio respecto al salario y encarece los alimentos creando más pobres.

- La mayoría de los economistas parece coincidir en que la perspectiva de la economía de nuestro país no será buena en lo inmediato, ¿cómo observa usted la economía argentina en este año electoral?

Junto al grupo de los pesimistas, (el economista Diego) Giacomini y yo nos anticipamos al panorama. De manera que los colegas nos están corriendo de atrás prácticamente. Ya teníamos una visión muy pesimista sobre la evolución de la economía argentina. Nosotros creemos que hay tres grandes riesgos: uno en el plano monetario que se verá afectado en una situación de un final electoral mientras exista una chance en la que Cristina Kirchner pueda volver a ser presidente, significa que iríamos a una hiperinflación. Por otro lado, Argentina camina hacia un default porque no es un país que tenga capacidad de pago. Vos para pagar tu deuda necesitas tener superávit primario y dado el nivel de endeudamiento que tiene Argentina necesitarías entre un 3 y 4 por ciento de superávit primario para poder pagarlas. Al tiempo que vemos que Argentina tiene la presión fiscal más alta del mundo pero que la corporación política no está dispuesta a bajar el gasto, creemos entonces que el default es inexorable.

- ¿Cómo se explica que la posibilidad de una vuelta del kirchnerismo podría ser negativa para la economía?

Si hubo un período en Argentina donde reinó la mala administración fue durante el kirchnerismo. Eso fue lo peor que le pasó en la historia a la Argentina. Hay que tener en cuenta que Argentina no es que no crece en estos últimos años, sino que ya no crece desde el 2011. Entonces, si en el mismo tiempo donde el mundo creció un 34%, el mundo desarrollado un 17 % y los emergentes 45%, Argentina no creció, quiere decir que Argentina ya tenía un problema desde el 2011. El kirchnerismo logró que la economía cayera en término per capita aún teniendo los mejores términos de intercambio de la historia y con tasa de interés nula en un mundo financieramente e integrado. 

Claro que después hay una situación en donde algunas personas creen que con el kirchnerismo estaban mejor. Pero claramente, si hoy viene un ladrón y me roba todas mis cosas y te las da a vos, vos podrías decir "con el ladrón éste estaba mejor". 

Sí, claro. Pero en realidad le estaba robando a otros. Eso es lo que hizo el kirchnerismo, que es la consigna peronista de "combatiendo el capital". Esto se viene haciendo hace 80 años en Argentina, por lo que de ser el quinto país más rico del mundo hoy es el número 65.

¿Usted afirma que con el kirchnerismo nos espera una hiperinflación y con Cambiemos el default?

- Default va a haber en todos los casos. En el 2019 y 2020 todos van a defaultear porque no dan los números, es el primer punto. Lo que sí digo es que todos los segundos gobiernos son peores que los primeros y no solo eso sino que además este gobierno es un gobierno muy malo, entonces lo que tiene para ofrecer no es mucho. Es más, cuando fueron las elecciones de medio término y el gobierno pidió los votos para tener más presencia en las cámaras y hacer reformas estructurales y lo primero que hizo fue avanzar contra la independencia del Banco Central o sea un desastre. Un 2018 espantoso. Y ante esa situación en vez de echarlo a Marcos Peña termina echándolo a Sturzenegger.

¿Qué opina del anuncio del presidente, cuando indicó que el peor momento está pasando y que la inflación irá cayendo en los próximos meses?

Me parece que a la luz del track récord que tiene el presidente Macri y todo su equipo respecto a las variables económicas, yo no tomaría en serio ninguno de los pronósticos que hace.

¿Cree que los Estados que han apostado a tomar créditos para desarrollar su sector productivo tendrán la posibilidad de hacerlo?

En realidad el Estado no desarrolla nada, porque para hacer un proyecto para el cual tomó deuda y esa deuda es un futuro impuesto, es más pobreza para adelante para los ciudadanos. Además, lo que hacen es quitarle el dinero de los bolsillos de los ciudadanos para que un gobernante lo use discrecionalmente desde su poltrona. Porque así que como crean puestos de trabajo en un lugar se destruyen puestos de trabajo en otro. Pero además siempre la característica del sector público es que es menos eficiente, menos productivo, que siempre tiene muchas filtraciones. Además, tomar créditos le resta libertad a la gente que no puede gastar el dinero en lo quieren sino que lo quitan violentamente, porque los impuestos son un acto violento, son un robo.

Argentina tiene la tasa de interés más alta del mundo, ¿cree que seguirá subiendo?

Las tasas de interés tienen tres componentes: la tasa que vos pedirías para trasladar consumo del presente al futuro, tiene un factor asociado el riesgo del país y al riesgo específico del negocio que estás mirando y después está condicionada por la inflación. En tanto y cuanto no tengas tasas de inflación razonable, las tasas de interés siempre van a parecer altas respecto a países que tienen baja inflación. Entonces hay que acomodar eso, pero muchos argentinos tienen la ilusión nominal propia de tantos años del keynesianismo.

Por último, hay una proyección que le interesa a todos, ¿cuánto cree que estará el dólar al final de este año?

Es imposible saber un número y todos los economistas que dan un número son unos chantas. Básicamente porque si alguien pudiera calcularse los precios de equilibrio la Unión Soviética no hubiera tenido problemas para hacer el cálculo económico y hubiera sido un éxito y sin embargo fue un fracaso en lo económico en lo social y cultural.

Lunes, 18 de marzo de 2019
1