¿Cuidado del ambiente y progreso son enemigos?: un debate con los pies en la tierra
Por: Sofia Nadal


Cuidar el medio ambiente es un slogan que a todos "cae" bien, pero que tiene múltiples significados. Aunque haya coincidencia plena en afirmar que la contaminación ambiental es un problema acuciante para la humanidad, el obstáculo más recurrente es no tomar conciencia de lo que eso significa.

Cuando se plantea la falsa disyuntiva "naturaleza o economía", se plantean escenarios sesgados: el progreso contamina, las ciudades dañan los ecosistemas, la única forma de respetar la naturaleza es prohibir la industria. El debate así planteado, lejos de ofrecer soluciones, "estanca" alternativas ya que ambas opciones son inviables: no se puede impedir la llegada del progreso ni generar crecimiento manteniendo el ecosistema sin cambios.

Con la consigna de hablar con los "pies en la tierra", Fundación Bases convocó a estudiantes y profesionales de diversas ramas a hablar sin rodeos sobre Ambientalismo, Ciencia y Mercado. 

El escenario fue San Martín de los Andes. Paradójicamente, en esos días (del 30 de marzo al 2 de abril) un incendio de proporciones gigantescas afectó la zona de Collón Curá, a 50 km de Piedra del Águila.

Los participantes del seminario pudieron debatir en un escenario único. Recorrieron a a pie el Parque Nacional Lanín e hicieron un fogón junto al lago Nonthue. Para hablar de ambientalismo, hay que sentirlo.

Franco López sostiene que el debate sobre ambientalismo debe ser serio, basado en evidencias y sin manipulación política

 A 50 km de la ciudad, sin señal de teléfono, e incluso con energía autogenerada en un arroyo, pudieron ver los beneficios de la sociedad moderna y entender lo costosa que sería una vuelta atrás desde una sociedad industrial. 

"Esto que nos permite ver que todas las soluciones ambientales deben ser a través de la innovación tecnológica y no limitando nuestro desarrollo", explica Franco López, Director ejecutivo de Fundación Bases.

 Compuesto por asistentes de Argentina, Paraguay y Chile y con seis presentadores y tres moderadores,  el seminario resultó "sumamente productivo", tanto para los directivos de la fundación, como para los participantes. 

San Martin de los Andes fue el escenario elegido para el debate

Según López, se debían debates serios de este tipo, "basados en evidencia y sin manipulación política, para problemáticas de externalidades difusas como las relacionadas al calentamiento global o el uso de herbicidas, las cuales pueden implicar grandes riesgos y afectan a la sociedad con una magnitud y cotidianeidad que no se toma en cuenta lo suficiente". 

LEER MAS: ¿Glifosato sí o no? ¿Los transgénicos son peligrosos? Un debate en serio, no de pancarta

"El medio ambiente sigue recibiendo ataques constantes, y se enfrenta a muchos desafíos, entre los cuales uno de los mas frecuentes es lo dificultoso del cuidado de bienes comunes sobre los que el Estado no ha aplicado derechos de propiedad que puedan tener los adecuados incentivos como para protegerlos y usarlos de manera eficiente", dijo López. 

Desde Fundación Bases, tras el seminario, concluyeron que "se debe limitar la intervención del Estado solo a aquellos aspectos donde el mercado no puede actuar, pero asegurando que los mercados libres y los derechos de propiedad intervengan allí donde pueden ser efectivos, como han sido las cuotas de pesca o sobre especies en extinción, generando los adecuados incentivos de preservación y uso racional".

Viernes, 5 de abril de 2019