Grabois y la idea fija: morder siempre la mano del que le da de comer

Como hablar es gratis, Juan Grabois habla. Aunque lo que diga no tenga sustento teórico ni práctico, el líder piquetero embistió contra Mercado libre la plataforma líder de Argentina y el mundo. 

Todas las aberraciones económicas caben en el tuit de Grabois. Acusó a la plataforma de practicar "contrabando, evasión, especulación financiera, abuso al consumidor y competencia desleal". Tanto que el propio CEO y fundador de Mercado Libre, Marcos Galperín, le respondió: "lástima que sea trágico, debería ser simplemente cómico". Aunque no lo nombró, la frase tenía un único destinatario.

Mercado Libre es la app de e-commerce más valiosa del planeta y es argentina. Hoy cotiza más que YPF -cinco veces más según estima el mercado, con un valor de U$S29.000 millones. Grabois, por su parte, es el líder de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y su "CV" incluye encabezar y promover manifestaciones en empresas como Alto Palermo, Canal 13 y piquetes en las calles.

Uno es millonario gracias a lo que produce con su propia empresa, invirtiendo talento, creatividad y competencia. 

El otro, "ataca" a multinacionales y empresas por ser "símbolos" de la explotación pero mantiene una estructura prebendaria gracias a lo que se recauda de ellas. Sí, como dice Galperín, si no fuera trágico sería cómico.


La respuesta de Grabois a Galperín terminó de encender la mecha y desató la réplica de numerosos "tuiteros". Ni el mismísmo Prat Gay respaldó la inconsistencia de Grabois. En su cuenta de Twitter, Alfonso Prat-Gay lo corrigió: "La Ley 25.922/04 es del gobierno de Néstor Kirchner. Su ampliación, la Ley 26.692/11, del primer gobierno de Cristina Fernández de Kirchner". A eso, Grabois no dijo ni "mu".

El tema -que fue tendencia toda la mañana en las redes- generó una ola de comentarios de todos los signos políticos.  Grabois no tuvo adhesiones a sus postulados. 

Algunos con ironía y otros con datos más concretos, economistas y opinólogos defendieron en forma casi unánime a la plataforma argentina, una de las más usadas en el mundo para el intercambio comercial electrónico.

Una empresa argentina está entre las 50 empresas más inteligentes del mundo

Como el fundador de FCB&FIRE, el consultor Rodrigo Figueroa Reyes, quién ironizó: ¿Sabés que tenés razón Juan? Terminemos con toda esta pelotudez del progreso. Hay que estatizar Mercado Libre y que lo maneje La Campora desde un centro de distribución en La Matanza con Espinoza como CEO. Con esa medida, las acciones en Wall Street caerán al valor las de Manaos.

O el más lenguaraz Gustavo "Lacha" Lázzari, quien no ocultó su desprecio por las afirmaciones de Grabois:  "Grabois no estás en condiciones éticas de juzgar a nadie desde que con una mano tweeteas y con la otra te rascas la chota ... en forma alternativa, ininterrumpida y subsidiaria. Conseguite un laburo honesto. Pichón de monaguillo


El "duelo" Grabois-Galperín reveló una faceta más preocupante y profunda que la del chismorreo mediático: es la defensa por parte del piquetero de un modelo que, aunque ya se demostró mil veces que fracasó, se sostiene con frases hechas y destinadas a alimentar el populismo.

Sobrevuela la idea de que por el solo hecho de crecer y ser exitosa "Mercado Libre" es mala palabra. Como sintetiza con habilidad Martín Simonetta: "Cuánta ignorancia Grabois atacando a MercadoLibre!!! No entiende nada. Es gran un fabricante de pobres que los necesita para que lo voten! Sólo repite frases hechas contra #MercadoLibre : 'contrabando, evasión, especulación financiera, abuso al consumidor y competencia desleal'"

Se sirve de las redes para atacar el negocio virtual. Defenestra a Mercado Libre cuando es la plataforma que más vende sus propios libros. Contradicciones que no tuvo en cuenta para decir que "Mercado Libre es como La Salada pero elegante y cotiza en Bolsa".

Una contradicción más de la izquierda vernácula, la misma que desde hace años no produce ni deja producir.

Lunes, 6 de mayo de 2019
Etiquetasmercado libre