Aldo Abram en Diálogos por la Libertad
"La cantidad de regulaciones que tiene la Argentina es kafkiana"


"En la dirigencia política no hay conciencia de que lo que nos lleva de crisis en crisis es que no ha sido capaz de hacer las reformas estructurales de fondo para que el país empiece a crecer". El economista de Libertad y Progreso Aldo Abram repite como un mantra cuál es la madre de todos los males: el gradualismo.

Esta vez, dentro del ciclo Diálogo en Libertad conversó con Alejandro Bongiovanni, un espacio abierto a las ideas liberales que tuvo gran repercusión durante la Feria del Libro.

"Por evitar el ajuste del Estado se perdieron 110 mil empleos privados en 2016. Y resulta que en el sector público aumentaron 60 mil. Algo está mal", evaluó. "Hay que razonar más porque lo que necesitamos es de que una buena vez se deje de asfixiar al sector productivo", enfatizó.

"Es cierto que este gobierno heredó un país al borde de la quiebra pero no lo resolvió", concluyó.

Abram enumeró las tres reformas indispensables que rompería el circulo vicioso de la decadencia argentina:

- Reforma Laboral: la calificó de fascista y aseguró que no tiene la capacidad de generar trabajo en el mundo de la tecnología.

Reforma del Estado: Hay que romper el Estado que le sirve a la política y no le sirve a los ciudadanos. "No hay que dejar a nadie sin ingreso. Hay programas donde nadie se queda sin trabajo, se habilitan sistemas para pasar al sector privado", desmitificó.

Desregulación. "La cantidad de regulación que tenemos en la Argentina es kafkiana. Hay gente dentro del Estado que está intentando recopilar todas las regulaciones y no puede". 

La "mentira" de la coparticipación, el costo que ningún político quiere asumir por hacer las reformas, los "empleados" de la política fueron otros de los temas conversados en esta ocasión.

Una nota para pensar




Martes, 14 de mayo de 2019
Etiquetasaldo abram