El universo liberal escuchó y compartió las claves de la libertad
Agustín Etchebarne presentó su primer libro y la convocatoria fue un éxito. Lee algunos párrafos del ensayo


Ni el eclipse (solar y futbolístico) oscurecieron el cielo en Paseo La Plaza, donde a partir de las 18.30 Agustín Etchebarne presentó su primer libro: "la clave es la libertad". Numerosos referentes del universo liberal estuvieron acompañando al autor y compartiendo los postulados de su libro. A pesar del frío, el "boom" del eclipse, el partido de Argentina y Brasil y una marcha de la izquierda que -como siempre- ensució y aturdió a su paso, la presentación fue un auténtico éxito de convocatoria.

El economista y director de Libertad y Progreso (quien donará las regalías de su libro a la think tank que lucha para ampliar el universo liberal en la Argentina) compartió la presentación con Alberto Benegas Lynch (h) y Lars-André Richter, de la Fundación Naumann.

El libro trata sobre la tecnología, el empleo, la educación, los fenómenos como la Singularity University, los inventos que hicieron grandes a la humanidad y las ideas y reformas imprescindibles que tiene que aplicar Argentina para salir del pozo. 

 

Habla Lars-André Richter, representante de Fundación Naumann en la Argentina, entidad que apoya permanentemente a las think tank liberales



Algunos párrafos

*Capítulo 9: Empresas y Sindicatos del Siglo XXI: "Karl Marx se asombraría de saber que, en 1926, fue Henry Ford, el legendario empresario automotor, quien limitó las largas horas de trabajo seis días por semana. Más aún se sorprendería al saber el motivo por el que se dice que Ford cambió el estatus de sus obreros: lo hizo porque pensaba que el ocio era necesario para que consumieran más productos. Las empresas exitosas hoy buscan empleados con aptitudes de liderazgo...Los sindicalistas están protegidos por leyes antediluvianas que les han otorgado privilegios. Son fuerzas claramente reaccionarias, se oponen a cualquier cambio y promueven el statu quo que les favorece a corto plazo sin detenerse a ver qué sería lo mejor para el país, incluso para sus propios hijos. Así, los sindicalistas del correo se oponen al e-mail, de manera que hay que seguir cortando toneladas de árboles para hacer papel y gastan en transporte para llevar mensualmente las facturas por servicios públicos. Preservar todos estos trabajos improductivos frena las mejoras de productividad, asegurando que el salario real quede estancado".

"Una típica solución argentina es devaluar para deprimir los salarios reales, y creer que con eso se restablece el crecimiento económico y la solvencia del Estado, cuando en realidad lo que se logra es un salto en la pobreza y un alivio momentáneo. Muy parecido a lo que le ocurre a un drogadicto. Argentina está adicta a la inflación y a la devaluación y cada vez requiere dosis más grandes para períodos más breves de bienestar que terminan en depresiones cada vez mayores. La solución es dolarizar, para tener una moneda sana.."

Para acceder al capítulo 9 completo completo hacer click acá:

*La Joven Argentina: "Un puñado de personas con inmenso esfuerzo logró crear un gran país cerca del fin del mundo, que en apenas un siglo alcanzó a estar entre los seis más ricos del mundo. Cientos de miles de inmigrantes europeos, construyeron ciudades unidas por 35.000 km de vías férreas que domaron las distancias, multiplicaron la
agricultura y extrajeron grandes riquezas de las tierras, fueron laboriosos en la industria, el comercio, el transporte, y embellecieron sus ciudades. Educaron a sus gentes, desterraron la ignorancia. En apenas un siglo alcanzaron la riqueza por habitante equivalente al promedio de un inglés cuya civilización era la más avanzada del planeta. Los salarios de los trabajadores argentinos llegaron a ubicarse entre los primeros diez países de la tierra. Pero al mismo tiempo en que alcanzábamos el apogeo estábamos engendrando las ideas del nacionalismo católico, esas que hicieron eclosión con el golpe del 30. Lo que siguió es conocido: ochenta años de proteccionismo,inflación, desencuentros, golpes de Estado"

*Cuando la ayuda mata: "Muchos programas de organismos multilaterales o fundaciones privadas, que con la mejor intención han intentado aliviar la pobreza, solo logran postergar el desarrollo. Las ideas importan. Hacer entregas de grandes sumas de dinero, toneladas de alimentos y medicamentos a gobiernos corruptos y autoritarios solo sirve para mantenerlos en el poder y enriquecer a los intermediarios. Otras experiencias, en cambio, nos muestran la manera en que se puede luchar contra la pobreza sistémica creando reglas de juego que promuevan la prosperidad y multipliquen las oportunidades. Las ideas importan".

*Los verdaderos héroes de esta película: los empresarios e inventores: "Alberdi decía que la libertad no parte de un sablazo, sino que es el parto lento de la civilización. No son los soldados y los generales los verdaderos héroes de la historia, sino los creadores de riqueza: los científicos, empresarios y, muy especialmente, los inventores. Esa increíble habilidad del hombre de ser co-creador conjuntamente con la naturaleza. Pensemos también en la inmensa cantidad de pequeños inventos que han mejorado la vida cotidiana. Los vemos todos los días, pero no nos detenemos a analizar su impacto"

*El lavarropas: "Hans Rosling, en cambio, da conferencias enteras con respecto a un solo invento: el lavarropas. Este invento transformó para siempre la vida de todas las mujeres: antes de él se pasaban casi un tercio del día lavando ropa. Al liberar a las mujeres, que son el 50% de la población, de esa tarea, les ha permitido ingresar al mundo laboral o dedicarse a estudiar u otras cosas, siempre más interesantes que estar lavando"

Agustín Etchebarne es Director General y co- fundador de Libertad y Progreso. Es economista especializado en Desarrollo Económico, Comercialización Estratégica y Mercados Internacionales. Fue fundador de Delphos Investment y de C&E Consultores, Presidente de Republic Investment Management, Fund Manager de Fondos Aleph, Ejecutivo de Techint y Medsystem S.A. Fue Presidente y fundador de Ciudadanos por el Cambio, Director Ejecutivo de Democracia Directa, fundador y Director de Foro Republicano. Actualmente es Miembro del Consejo Consultivo de la Fundación Federalismo y Libertad e integra el directorio de la Red Liberal de América Latina (Relial).


ETCHEBARNE CUENTA EN PRIMERA PERSONA CÓMO NACIÓ SU LIBRO


SI QUERES COMPRAR UN EJEMPLAR, HACE CLIC EN LA FOTO

Las ideas políticas que fueron incubando los distintos gobiernos, la influencia del contexto internacional y el despertar del estatismo como solución. Subsidios, impuestos, la "plaga" que diezmó la riqueza, los sueños y el futuro de todos los argentinos.

El libro desmantela el mito del populismo como una salida viable, los males de la economía regulada, las leyes calcadas del fascismo italiano y el elefante que aplasta a los trabajadores llamado Estado.

A cualquier problema se pretendió darle una solución estatal: un subsidio y un impuesto. Argentina pasó a tener una economía cerrada intensamente regulada,con leyes laborales copiadas del fascismo italiano y con 163 impuestos que esquilman a la población y que, de todos modos, producen una recaudación que resulta siempre insuficiente para solventar un Estado elefantiásico.

Luego del concienzudo análisis, el libro lleva la Argentina a un futuro posible, argumentando por qué las reformas pro-mercado son las únicas que posicionarán al país en un lugar de crecimiento y prosperidad.

Escuchá y lee a Agustín Etchebarne para entender por qué los que dicen que no es posible acabar con el asistencialismo o achicar el Estado, en realidad, tienen miedo de crecer.



Jueves, 13 de junio de 2019