El día que Belgrano lloró: izan bandera de Cuba en una escuela de Chaco
Angeles López
Editora Visión Liberal


"Para incrementar la política hostil contra nuestro país, el presupuesto del gobierno de los Estados Unidos aporta anualmente a los grupos contrarrevolucionarios cincuenta y nueve millones de dólares. Eso representa como promedio diario. a) casi medio millón de dólares, b) poco menos de 15 mil dólares, c) poco más de 15 mil dólares, d) poco más de 150.000 dólares". No se trata de un análisis de la geopolítica cubana. El enunciado precedente es un ejercicio de matemáticas para la enseñanza media superior de la Isla cooptada por el comunismo de Fidel Castro hace más de medio siglo.

Para limar cerebros, todo argumento es válido. Sobre todo para las ideologías que rechazan las libertades individuales tapándolas con el velo de la "justicia social". En la Cuba comunista, las consignas mesiánicas ("patria o muerte", "con la revolución o contra la revolución") van modelando un modelo binario del pensamiento. El que no está con la Patria merece morir, pero nada dice de los que mueren por acunarse en el hipócrita concepto de patria.

Pero no hace falta viajar a la isla de Fidel Castro para conocer lo que es el adoctrinamiento desde "chiquitos". Acá nomás, en la provincia de Chaco -sí, Argentina- los chicos de la escuela pública de Gestión Social 2, celebraron el día de la bandera (si, argentina), vestidos de rojo y cantando el himno al Che Guevara, mientras izaban la bandera cubana. 

Los chicos no tienen más de doce años y ya aprendieron de memoria los discursos "inclusivos" que ponderan al Che Guevara. 

LEER MAS: La degradación y contradicción de un ícono a 50 años de su muerte

Pero nadie les dice que el ícono del socialismo latinoamericano odiaba más a los gay que al imperialismo. En el barrio Emerenciano, donde está la escuela, se respira "guevarismo" desde la cuna. El barrio nació hace veinte años, en medio del caos piquetero de los '90 y lo que "mas quieren" es "terminar con el neoliberalismo". Lo combaten así: honrando al Che Guevara, transformando la educación en un bastión de adoctrinamiento comunista. Las escuelas de "gestión social" son instituciones sui generis, excusas propicias para inaugurar algo antes de cada elección (un aula, un patio, una bandera, un par de bancos). Allí se dictan cursos y hasta la carrera de maestros.

Es una cantera de pensamiento binario, útil a la política de gobiernos populistas que se reciclan interminablemente bajo la promesa de terminar con la misma pobreza que ellos multiplican. El pensamiento castrista, guevarista, chavista es la matriz donde se multiplica el odio, el mesianismo, el poder absoluto que pisotea la libertad individual.

Curiosa foto la que muestra la bandera del Che Guevara enarbolada en el mismo mástil que la bandera argentina. Una síntesis perfecta de lo que significa, simbólica y profundamente, la dualidad "Patria o Muerte".

Martes, 25 de junio de 2019
5