Tras 20 años de negociaciones, se selló el acuerdo Mercosur - Unión Europea


Veinte años de negociaciones culminaron hoy, viernes, tras la firma del histórico acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y los cuatro países socios del Mercosur.

La rúbrica fue en Bruselas, pero la expansión de la noticia fue inmediata en el mundo. En este lado del planeta, estaban todos exultantes. Brasil enseguida calculó que el acuerdo implicará un incremento de 87.500 millones de dólares en el PBI de ese país en 15 años. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, celebró el acuerdo por Twitter.

La Unión Europea es la segunda compradora de bienes del Mercosur, detrás de China, con exportaciones por 42.600 millones de euros en 2018 e importaciones por 45.000 millones

 En Uruguay, la Cancillería emitió un comunicado en el que señaló que con este acuerdo con Europa "el Mercosur, se crea un mercado de 800 millones de 

personas que corresponde a casi una cuarta parte de la economía mundial y alcanza a más de 100.000 millones de dólares de comercio bilateral". 

"Alrededor del 20 por ciento de las colocaciones uruguayas tiene ese destino, destacándose dentro de la canasta exportadora la carne bovina, la celulosa, las maderas, el arroz, los cueros, los cítricos y la miel", añadió. 

También Paraguay recibió con entusiasmo la firma del acuerdo. Su presidente, Mario Abdo Benítez, afirmó que este "hecho histórico" supone una ampliación para ambos mercados, que alcanzan a unos 780 millones de personas, y aumenta "las posibilidades de crecimiento" de sus pueblos. 

La Cancillería argentina informó sobre el convenio con una declaración en la que consideró que se trata de "un hito para la inserción internacional de la Argentina, ya que aumenta las exportaciones de las economías regionales, consolida la participación de nuestras empresas en cadenas globales de valor, promueve la llegada de inversiones, acelera el proceso de transferencia tecnológica y aumenta la competitividad de la economía". 

Explicó que todo eso "generará un incremento del Producto Bruto Nacional y el aumento del empleo de calidad", a la vez que "constituye un sello institucional que da carácter permanente a la relación estratégica con la UE, garantizando transparencia, previsibilidad y reglas claras para los actores económicos". 

En Madrid, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, resaltó el papel "determinante" que jugó España para que se haya podido cerrar el acuerdo comercial. "Tras veinte años negociando, hoy alcanzamos un acuerdo comercial histórico entre la UE y Mercosur. Gracias, entre otros, al papel de España durante las últimas semanas", dijo Sánchez en una declaración reproducida por EFE. En el último Consejo Europeo, celebrado en Bruselas la pasada semana, el presidente del Gobierno impulsó la firma de una carta por parte de siete líderes europeos y dirigida al presidente de la Comisión, Jean Claude Juncker, reclamando que se culminaran esas negociaciones para un acuerdo de comercio con Mercosur. La carta promovida por Sánchez fue firmada por él, la canciller alemana, Angela Merkel; el primer ministro portugués, Antonio Costa; el holandés, Mark Rutte; el de la República Checa, Andrej Babis; el letón, Krisjanis Karins, y el sueco Stefan Lofven.

Viernes, 28 de junio de 2019