¿Por qué estar bajo el paragüas del euro no garantiza crecimiento?


 "El acuerdo con la Unión Europea implica un futuro distinto siempre y cuando se hagan las reformas necesarias. Aún en la Unión Europea hay países que retroceden, tal es el caso de Italia. Tiene que ver con que, si bien está adherido al euro, el tema institucional funciona mal".

Con este ejemplo, el especialista en comercio internacional Raúl Ochoa explicó la posible repercusión del acuerdo que se firmó entre los países del Mercosur y la Unión Europea. Lo hizo en diálogo con Roberto Cachanosky en su tradicional programa "Informe Económico" que conduce por radio Cultura.

En su explicación, Ochoa relató cómo la ausencia de un marco institucional fuerte desalienta las inversiones. Así, en Italia, "una enorme cantidad de empresas emblemáticas ya no son de ese origen. Son fondos de inversión de distintos lados: sudeste asiático, países árabes, etc. Desde clubes de fútbol hasta los neumáticos Pirelli". 

La ecuación es simple: "comercio, inversión y tecnología vienen...o se van para otro lado".

Luego, Iván Cachanosky le preguntó sobre los plazos de implementación real del acuerdo, que se estiman en quince años. ¿Es mucho? ¿Poco? "Los plazos se fijan de acuerdo al estado de desarrollo relativo de cada país y las reformas que hayan efectuado previo al acuerdo. Chile ha dejado menos cosas a quince años que nosotros. Argentina y Brasil, concretamente, son de desarrollo industrial intermedio "semiinterrumpido", porque no llegaron a integrar cadenas de valor globales. Ahí hay un punto importante para entender los tiempos", apuntó Ochoa. 

¿Cuáles son las reformas urgentes que hay que implementar? ¿Qué cambios sufrirá (y sufre) el mercado en relación a tecnología y desarrollo?

Esas respuestas y otras más escuchalas en el programa completo


Lunes, 8 de julio de 2019