No llores por ella, Trump: comparó a una diputada con Evita y desató polémica


Donald Trump, cuyo musical de Broadway favorito es "Evita", de Andrew Lloy Webber, comparó a la diputada demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, joven estrella del Partido Demócrata estadounidense, con la primera dama argentina Eva Perón. 

"Tiene un cierto talento", explicó el presidente de Estados Unidos, quien admitió que al principio veía a Ocasio-Cortez como una diputada tan "delirante como un loco en una esquina", si bien sigue pensando que "no sabe nada". El comentario aparece en el libro "American Carnage: On the Front Lines of the Republican Civil War", escrito por el periodista político Tim Alberta y que se publicará el 16 de julio próximo. 

Tras esto, la diputada le respondió a Trump a través de su cuenta de Twitter: "Sé que, como todas las mujeres, tengo más fuerza de la que parece", escribió, y compartió una frase de Evita: "He visto por muchos años cómo algunas familias ricas tenían en sus manos gran parte de la riqueza y el poder de Argentina. Así que el gobierno trajo una jornada laboral de ocho horas, pago por enfermedad y salarios justos para dar a los trabajadores pobres una oportunidad justa". 

Llegada como un rayo a la escena política nacional, la demócrata de origen puertorriqueño y nacida en el Bronx, hizo historia al convertirse en la mujer más joven en ser electa al Congreso de los Estados Unidos a los 29 años. Ocasio-Cortez enarbola con orgullo sus raíces y su latinidad, y asegura que conoce bien los problemas de la clase obrera que promete defender porque ella misma los padeció. La joven, que trabajó como mesera tras la muerte precoz de su padre de un cáncer y aún está pagando su préstamo universitario, saltó a la fama al ganar en septiembre de 2018 las primarias demócratas en su distrito -que abarca zonas de Queens y del Bronx- frente al congresista demócrata en funciones, un veterano de la política. 

Con un programa claramente de izquierda, Ocasio-Cortez reivindica la etiqueta de socialista y se convirtió en la más visible figura de una nueva ola de mujeres y miembros de minorías que hacen frente al "establishment" demócrata. La política, que se autodefine como socialista, se transformó de pronto en el símbolo de una gran ola de mujeres demócratas que pertenecen a minorías y que, hastiadas del status quo demócrata y del gobierno de Trump, están revolucionando a la élite de su partido. "Si vamos a dar vuelta el rumbo de este barco como país, no basta con lanzar una roca al jardín de nuestro vecino, debemos limpiar nuestro propio fondo", dijo. "No hay nada inherentemente noble en proteger un status quo que no atiende las necesidades de los estadounidenses de clase trabajadora", afirmó. 

Defensora del salario mínimo de 15 dólares la hora, de abolir la policía migratoria (ICE), de ampliar la cobertura de salud y de eliminar la matrícula en universidades públicas, promete también luchar contra el cambio climático y combatir los crecientes costos de la vivienda en Nueva York. En su discurso de victoria, también habló del poder que su campaña tuvo en otras candidaturas del país para arrebatar el poder a los republicanos, y prometió que su generación será la que convierta a Texas en un estado azul. 

Ocasio-Cortez se benefició "de la frustración real que hay en el país, en la derecha y en la izquierda, con el establishment", dijo la analista política Jeanne Zaino, profesora del Iona College. La congresista denunció este año que "Estados Unidos tiene campos de concentración en nuestra frontera sur y eso es exactamente lo que son", refiriéndose a los centros de detención para migrantes tienen esa estructura. También dijo que "el hecho de que los campos de concentración sean una práctica institucionalizada en el 'hogar de los libres' es muy perturbador", y agregó que es necesario hacer algo al respecto. 

Publicado originalmente en Diario Perfil

Lunes, 8 de julio de 2019
Etiquetasdonald trump