Entrevista a Agustín Etchebarne
"Con un plan económico de shock hoy tendríamos inflación cero".


(Publicado en El Litoral, Corrientes) Agustín Etchebarne es economista especializado en Desarrollo Económico, Comercialización Estratégica y Mercados Internacionales, docente y director general de la Fundación Libertad y Progreso. Ayer visitó Corrientes para presentar su libro "La clave es la libertad". Antes, mantuvo una entrevista con El Litoral en la cual dio a conocer su diagnóstico sobre la economía argentina.

En su libro, el economista traza una relación entre la historia de la humanidad y los cambios tecnológicos, y con ello, su incidencia en la economía.

VER MAS: El universo liberal escuchó y compartió las claves de la libertad

 "En los últimos 200 años entramos en la era de la aceleración de la tecnología", dijo el autor a El Litoral. Y en este contexto, vaticinó que "en los próximos 30 años podemos tener más inventos que en toda la historia de la humanidad".
"Es una aceleración exponencial de la tecnología. Ya no va a haber un invento cada mil años, sino mil por año", señaló y mencionó innovaciones como Google y Whatsapp. Y la respuesta sobre los factores que propiciaron esta aceleración está en el título del libro que Etchebarne presentó ayer en la Federación Económica de Corrientes (FEC).

"Los países que comprenden que la clave es la libertad son los países que empiezan a explotar en conocimiento, porque las ideas, cuando tenés libertad, se aparean, se multiplican. La multiplicación de las ideas es la multiplicación de la riqueza", dijo el autor a este diario. Y eso abarcaría a todos los ámbitos, como el económico, según indicó.
"Argentina pasó del puesto 120 al 170 de libertad económica con los Kirchner. Esto destruyó al país. Ahora está recuperándose y Macri (Mauricio) quiere hacerlo gradualmente porque no comprende la aceleración de la tecnología y se rodeó de ministros keynessianos. Y nos empiezan a pasar los demás países", comparó.

"No funciona el gradualismo porque la caída fue brutal. Hoy tenés 163 impuestos. Acá debemos terminar de un saque con los impuestos. Hicieron una reforma para levantar impuestos y terminaron aumentándolos", recordó el especialista.
"Los keynessianos no comprenden el cambio tecnológico, y hoy creés que estás en un mundo lineal, pero estás en un mundo exponencial", sostuvo. "Nos pasó Japón, el sudeste asiático, los vecinos, la próxima serán los países africanos", indicó.
Ante el interrogante sobre el impacto social que implicaría la aplicación de una política de shock, Etchebarne expuso: "Hay que comparar el coste de una acción, contra el costo de otra acción. El costo del gradualismo fue el aumento de la pobreza, de la inflación, la caída del salario real y de las jubilaciones reales. El costo del gradualismo fue volver a entrar en recesión. ¿Qué hubiera pasado con un plan de shock? Hoy la inflación hubiera sido cero, hoy tendríamos una economía en expansión del 7 por ciento anual, hoy estarías creciendo fuerte y sin recesión".
"El costo de la transformación es que los viejos empresaurios se tienen que poner las pilas y los viejos sindicalistas se tienen que poner las pilas. Y ¿quiénes son los beneficiados? Los jóvenes, el millón de personas que van a entrar en el mercado laboral", expresó.

"Si no hacemos una reforma profunda en los primeros cien días de gobierno, Argentina va a vivir una crisis importante, sea quien sea quien gobierne, sea Mauricio o sea Alberto", afirmó el director de la Fundación Libertad y Progreso.

Devaluación

"La situación de Argentina fue gravísima. Macri no hizo la reforma que debió hacer, mantuvo el déficit fiscal y se endeudó", señaló el especialista. "Los primeros tres años fue el mismo déficit fiscal. En 2018 tenés una crisis. Y ¿qué hizo el Gobierno? Lo que hacen todos los políticos argentinos: devaluar y poner impuestos. Y devaluar implica poner a la gente por debajo de la línea de pobreza, es bajar el salario real, las jubilaciones", añadió Etchebarne.

"La devaluación es la peor de las soluciones. Dicen que es para mejorar la competitividad", indicó, pero consideró que no sería el camino correcto. 

Para el economista, es fundamental fortalecer la moneda para reducir la inflación y las tasas de intereses, y tomó como caso testigo al euro. 

Este fortalecimiento se daría adoptando de nuevo la convertibilidad, o mediante la dolarización.
Consideró que "la convertibilidad anduvo perfecta". Y que "Argentina fracasó porque se endeudaron, porque quebraron las provincias. Y se devaluó y lo que pasó fue un salto de la pobreza del 22 al 54 por ciento", recordó.
Expresó que el próximo gobierno debería mantener reglas parejas para todos los sectores productivos, "bajar impuestos, tener un Estado más pequeño" y abrazó "la flexibilización laboral" como herramienta para generar empleo privado. 

Añadió: "Eso es hacer un conjunto de reformas. Si no lo hacen, vamos a ir al default, y eso es ir a la pobreza. Y el FMI te ha prestado 57 mil millones de dólares".

Jueves, 1 de agosto de 2019