Pensar al revés, la clave para ser multimillonario (y admirado por Bill Gates)
Por: Redacción Visión Liberal


"Pensar diferente... ver el mundo al revés": La clave del éxito del multimillonario Warren Buffett

Bien es sabido que tanto Bill Gates como Warren Buffett son empresarios de mucho éxito. Estos dos multimillonarios se sitúan en el segundo y tercer puesto dentro de el listado de las personas más ricas del mundo (Jeff Bezos, el fundador de Amazon, ocupa el primero).

Si se uniera el capital de ambos, la cifra llegaría a los US$179.000 millones. Y aunque se trata solo de una suposición, más allá de cualquier fortuna hay algo que realmente los une: la amistad.

El empresario estadounidense Bill Gates, cofundador de la empresa de software Microsoft y de la fundación privada de caridad más grande del mundo B&MGF o la Fundación Gates, se declara abiertamente un admirador durante años del inversor Warren Buffett.

Pero además de admirarlo por su forma habilidosa de hacer negocios, también lo sorprende la manera como ve la vida. Esto escribió Gates en su propio blog:

Cada vez que veo a Warren, me sorprende su visión asombrosa, perspicaz y al revés del mundo.

Conocido como el "Oráculo de Omaha", Buffett es considerado uno de los más grandes inversores en el mundo. Es actualmente el mayor accionista, presidente y CEO de Berkshire Hathaway, una sociedad que administra más de 60 compañías, entre las que se destacan la productora de baterías Duracell, la aseguradora Geico y la cadena de heladerías y restaurantes de comida rápida Dairy Queen (DQ), cuya presencia se ha extendido por más de 20 países.

Y es precisamente en este último negocio donde Bill Gates se enfoca para explicar el "pensamiento diferente y la visión al revés" de Warren Buffett.

Entre los productos más conocidos en DQ se encuentra el Blizzard, un suave y cremoso helado que puede combinarse con brownie, galletas o golosinas. Pero lo más particular y curioso de este helado es la forma en que lo sirven: al revés. Así lo describió Gates:

Es una sorprendente pieza de arte de comida rápida que demuestra que cada ingrediente es tan espeso que desafiará la gravedad.

Según Bill Gates, el helado Blizzard refleja la forma de pensar "al revés" de su amigo Warren Buffett. Y no es coincidencia que en DQ hayan adoptado también un sistema basados en una filosofía al revés. Sin duda, esto refleja la visión de Buffett, quien "piensa diferente, en casi todo" y atribuye su increíble éxito a algo que cualquiera podría hacer:


El cofundador de Microsoft también escribió en su blog sobre la enorme paciencia de su amigo:

En una época en que la gratificación instantánea es deseada en todos los aspectos de la vida, Warren es una de las personas más pacientes que conozco, dispuesta a esperar para obtener los resultados que desea. Como él lo dijo una vez: alguien está sentado a la sombra hoy porque alguien plantó un árbol hace mucho tiempo.

Al igual que muchas cosas en su vida, incluso la dieta de Warren Buffett es opuesta a todas las sugerencias de alimentación que se le pueden ofrecer a un hombre de 88 años. A diario consume varias bebidas gaseosas de cola acompañadas de comida chatarra. Esto dijo Gates al respecto:

En lugar de terminar su día con un postre, así es como le gusta comenzarlo. ¡Él incluye Oreos y helados en sus desayunos!

Si bien Buffett marca importantes pautas entre los inversionistas del mundo y sus recomendaciones generalmente tienen enorme valor en el ámbito financiero, no todo el tiempo sus decisiones resultan en aciertos. Tampoco le cuesta admitir cuando comete errores. En 2018 manifestó:

Me equivoqué con Google y Amazon. Tomé malas decisiones. Creo que lo que ha hecho Jeff Bezos es algo cercano a un milagro.

Admitió además que ha tomado decisiones económicas en las que ha involucrado sus emociones, lo cual le ha costado varios millones.

En 1962, Buffett adquirió la compañía Berkshire Hathaway que para ese entonces el centro de su negocio eran los textiles, aunque con nada de éxito.

Warren Buffett es un referente en el mundo de las inversiones financieras. Creyó entonces que estaba siendo víctima de estafa y decidió tomar el control de la empresa. Separó de su cargo a todos los directivos y trató de continuar con el negocio durante otras dos décadas. Esta decisión basada en emociones y no en la razón, según el multimillonario, fue una equivocación que le costó US$200.000 millones.

No obstante, distintos analistas aseguran que lo hecho por Warren Buffett con Berkshire Hathaway fue uno de los movimientos financieros de mayor éxito en los últimos años.

Martes, 3 de septiembre de 2019
1