Venezuela primitiva: el trueque ya llegó hasta Mercado Libre y las redes

En medio de la profunda crisis económica y social que padece Venezuela los ciudadanos cada vez se ponen más creativos para sortear los estragos de la hiperinflación. Y los trueques se han convertido en una buena opción para conseguir productos en medio de la escasez de efectivo.

Los cambios más recurrentes -en el país con mayores reservas de petróleo y la gasolina más barata del mundo- son precisamente los de otorgar uno o varios productos a cambio de combustible.

"Algunos me dan paquetes de arroz o de Harina PAN", la reconocida harina de maíz precocida con la que se hacen las populares arepas. Así le contó Egar, un empleado de una gasolinera, a BBC Mundo.

"A veces te dan caramelos, paquetes de galletas; uno acepta lo que le den", señaló Egar, quien añadió que ha recibido todo tipo de cosas, incluido billetes de un dólar, la divisa estadounidense que cada vez es más utilizada en la Venezuela sin bolívares.

A falta de alimentos

El informe de la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, fue contundente ante la crisis que se vive en el país caribeño. En el ámbito nutricional, confirmó violaciones al derecho a la alimentación.

"Las personas entrevistadas constantemente refirieron una falta de acceso a alimentos, debido tanto a la escasez como a los precios inasequibles", subrayó Bachelet en el documento de 18 páginas.

Ante esto los trueques pasan a ser una herramienta valiosa para los venezolanos. En algunas parroquias de la región central como La Pastora o la populosa Petare, grupos de personas ofrecen azúcar, jabón, cloro, entre otros, a cambio de productos de la canasta básica.

Pescado por medicina. El hambre y la enfermedad aceptan cualquier tipo de "cambio"

El Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM) apuntó que la canasta alimentaria en septiembre se ubicó en 3.724.390,25 bolívares, lo que equivale a 177,13 dólares. Es decir que una familia ameritó 93 salarios mínimos para cubrir sus necesidades básicas de alimentación.

"Pedimos a los vecinos dos productos de la canasta básica, por un kilo de azúcar. Aceptamos arroz, lentejas, caraotas, aceite y pasta, que llevo hasta mi casa para alimentar a mi familia; especialmente hago este sacrificio por mis nietos", narró Carlos Sánchez al portal El Estímulo.

Para frenar la crisis en Venezuela, el mandatario Nicolás Maduro remarcó el martes que quiere concretar en la brevedad posible el ingreso del Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas.

Mercado Libre también sirve de plataforma para el trueque

Sánchez, de 56 años, vive en la ciudad de Tocuyito, en el estado Carabobo, a 175.6 kilómetros de la capital. "Nos enteramos que en Caracas la gente busca desesperada el azúcar y decidimos comenzar a realizar trueques", manifestó.

Los trueques no son nuevos en Venezuela, pero ahora proliferan ante la crítica situación económica que vive el país caribeño. Tanto que se ven casos como el de Alfredo Silva, en La Vega (Caracas), que cobra un millón de bolívares por un corte de pelo y acepta un pago muy especial.

De no tener el efectivo y no estar en capacidad de hacer transferencias, los acompaña a una carnicería cercana para que le compren algo del mismo coste del corte de cabello.

 "Se trata de un sistema de pago muy primitivo, pero también es muy primitivo que un país no tenga suficiente efectivo disponible", expresó el economista Luis Vicente León, presidente de la encuestadora Datanalisis, a Reuters.

Los cambios de productos tocan todos los ámbitos en Venezuela, incluido el de salud, en el cual la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos también fue enfática en su informe: "Se ha informado de carencias del 60 al 100 por ciento de fármacos esenciales en cuatro de las principales ciudades de Venezuela, incluyendo Caracas".

Y eso lo sabe bien Mileidy Lovera, de 30 años, quien ha llegado a ofrecer una hielera de pescado a cambio de medicamentos para tratar la epilepsia de uno de sus cuatro hijos.

"Aquí no hay dinero en efectivo, solo trueque", sentenció a la agencia de noticias.

Publicado en el diario La República de Perú

Viernes, 1 de noviembre de 2019
Etiquetasvenezuela