Cuando faltan pesos y dólares... a llorar (y pedir ayuda) al campo


(El EconomistaCuando a la política le falta plata (pesos y dólares, por estos días), todas las miradas van hacia el agro: la eterna gallina de los huevos de oro. "¿El agro podrá salvarnos?", se pregunta el último reporte de Cohen. Una pregunta que también sobrevuela el albertismo y entre los chacareros, que en las últimas semanas han apurado sus liquidaciones. Según CIARA-CEC, estas fueron record en octubre y noviembre no quedaría muy detrás.

"Frente a la estrechez fiscal que presenta el Gobierno en 2020, todas las miradas están puestas en el sector exportador, particularmente el agropecuario, como principal proveedor de divisas al país", explica el reporte y dice que, en términos relativos, los Derechos de Exportación (DeX) pueden dar más aún. Hoy, pesan 8,7% sobre la recaudación nacional total mientras que, históricamente, han superado picos del 14%. Además, como son una suma fija en pesos de $4 (más la retención preexistente en la soja), Francisco Eggers advierte que, sin un cambio en las alícuotas, su peso, como porcentaje del PIB, caería en 2020.

El economista Martín Polo (Mills Capital) dice que las retenciones "son un mal impuesto porque desincentiva las exportaciones" y agrega que hay "algo de margen para subirlas dada la suba del tipo de cambio real". Según Polo, sin embargo, la eventual suba de retenciones debe estar acompañada por "una dinámica fiscal prolija". Sino, dice, "si es un parche y después seguir con un déficit primario de 2% del PIB, es pan para hoy y hambre para mañana".

Por el contrario, Juan Manuel Garzón (Fundación Mediterránea) es algo más escéptico. "Lo que no deberá soslayar el próximo Gobierno es que no hay ?precios records' de commodities, no hay crédito para los exportadores, y que si bien el tipo de cambio real ha mejorado con la devaluación, es altamente probable que la mejora dure poco con el control de cambios vigente y sin un programa exitoso de estabilización de precios. Debe advertirse que si se pretende ampliar la participación del Estado en el negocio exportador a partir de mayores DEX, se corre el riesgo de terminar recaudando más o menos lo mismo (pero a mayor costo de eficiencia) si esta decisión genera efecto desaliento en muchas operaciones rentables bajo las condiciones actuales que pasarían a no serlo en un contexto de carga tributaria creciente", dijo ante El Economista.

Lunes, 11 de noviembre de 2019