Los "austríacos" de todo el mundo debatieron en la ciudad de Hayek y Mises


Desde hace 150 años el pensamiento de Carl Menger, Eugen Böhm vos Bawerk, Ludwig von Mises y Friedrich Hayek hizo escuela. Ellos fundaron las bases de lo que luego se consolidó como la primera escuela que enseñó el libre mercado pero -sobre todo- convirtió en filosofía el concepto de que todo lo que sucede en la sociedad es motivado por el individuo. Desde Viena, en ese entonces una pequeña ciudad del imperio austrohúngaro comenzó a diseminarse y multiplicarse el pensamiento de la que aún hoy se llama Escuela Austríaca de Economía. No hay forma de entender el liberalismo y su esencia sin sus postulados.

Desde hace un siglo y medio protagonizan una cruzada sin espada pero con palabra: la de criticar y desarmar los tópicos marxistas, monetaristas, keynesianos y de tantas otras teorías económicas que atentan desde su esencia misma con la libertad del hombre. Paradojas de la historia, sus detractores la bautizaron "escuela austríaca" como una forma de minimizarla, de calificarla como provinciana, minúscula, sin influencias. Sin saberlo, la estaban inmortalizando para todo el mundo.

Hoy, los "austríacos" están en los cinco continentes. Sus ideas, como el buen vino malbec, tiene "sello de origen" pero son universales. Desde todos los países que anhelan crecer y lograr la libertad en todos sus órdenes replican, alimentan y propagan los postulados de los primeros austríacos. Pero, al igual que el buen vino, no hay nada mejor que degustarlas en su propia casa.

Así lo entendieron los más de trescientos participantes de todo el mundo que se reunieron para debatir, profundizar y discutir los tópicos más vitales de la Escuela de Hayek. ¿Dónde? en su "terruño": Viena, Austria. 

En Viena, entonces, convocaron la Fundación Bases de Argentina, el Austrian Economics Center y el Hayek Institut a este encuentro internacional de académicos, estudiantes, administradores de fondos de inversión y representantes de think tank de todo el mundo. 

Por octava vez la Fundación Bases convocó a un encuentro de "austríacos". Las ediciones anteriores fueron en la ciudad donde la fundación tiene sede: Rosario, pero esta vez decidieron ir a "beber de la fuente" y llegaron con su congreso a la mismísima capital de Austria. 

Ese "puente" entre Viena y Rosario que tendió la Fundación Bases se transformó en un canal de ideas que tuvo voces como las del graduado de Harvard y autor best-seller del New York Times, Tom Woods, hasta la economista del Mercatus Center y asidua concurrente al Congreso de los Estados Unidos para testificar sobre cuestiones vinculadas a la política comercial, Veronique de Rugy.

Federico Fernández, organizador y alma mater  de este encuentro destacó que la vigencia de la escuela austríaca de economía quedó más que demostrada, "no sólo por la cantidad de asistentes sino por el nivel académico y profesional". Enumeró, en ese sentido, a Robert Murphy, autor de  "Contra Krugman: Smashing the Errors of America's Most Famous Keynesian" y el prolífico profesor Erich Weede, autor de de once libros y 250 publicaciones en alemán e inglés.

Los 300 participantes se reunieron en la sede del Banco Nacional de Austria (OeNB), a  durante los días 12, 13 y 14 de noviembre. Convocados bajo el lema "La Escuela Austríaca de Economía en el Siglo XXI", el octavo congreso tuvo más de cincuenta ponencias que, ante la gran respuesta del público, hubo que distribuirlas en paneles paralelos.

De hecho, el programa en sí mismo fue una magnífica exhibición de todas las diferentes áreas temáticas que amalgama la Escuela Austríaca. "Naturalmente, la política monetaria, el libre comercio, los impuestos, la producción, el estado de la Unión Europea y las ideas de libre mercado fueron discutidas a fondo. Pero también hubo presentaciones muy sofisticadas sobre blockchain, criptomonedas, epistemología o filosofía de las ciencias. Todos temas que hacen que la escuela austriaca sea realmente única", apuntó Fernández

Sumado al hecho de que los participantes provenían de todos los continentes poblados (con excepción de la Antártida), la característica global de la Escuela Austriaca también se puso de manifiesto con la Conferencia en Honor de Juan Carlos Cachanosky. Originario de Argentina, el Dr. Juan Carlos Cachanosky (1953-2015) fue uno de los principales académicos de la escuela austríaca en América Latina y reconocido por muchos como el pensador más brillante de esta tradición en el mundo de habla hispana. Para honrar sus contribuciones académicas, los organizadores de la conferencia decidieron comenzar una conferencia regular en homenaje a su memoria.

Finalmente, las autoridades de la Fundación Bases destacaron que la novena edición del Congreso se llevará a cabo en la ciudad de Córdoba (Argentina) del 24 al 26 de agosto de 2020. El evento estará organizado por las fundaciones Bases y LiberAr y auspiciado por la Fundación Naumann para la Libertad. La información estará disponible en esta página

Acerca de la Fundación Internacional Bases

La Fundación Internacional Bases es una institución que piensa globalmente y actúa localmente. Bases participa en las discusiones actuales más trascendentes relacionadas con las libertades individuales y la economía de mercado. No buscamos ser una voz más sino ser parte activa en un cambio substancial que traiga el triunfo de la libertad, el pasaje hacia una sociedad de individuos responsables, la apertura de la economía y la disminución del rol del gobierno en nuestras vidas. Para ello cooperamos activamente con think-tanks, individuos, instituciones educativas, gente de la new media y todos aquellos que quieren alcanzar una libertad plena.


Martes, 19 de noviembre de 2019
1