Así sí: El Corte Inglés devuelve el IVA a turistas a través de cajeros

Los turistas chinos se han convertido en objetivo de El Corte Inglés por su gran poder adquisitivo. Después de firmar una alianza con el gigante del comercio electrónico Alibaba en 2018, la cadena de grandes almacenes continúa con su plan para facilitar la vida a estos visitantes y para ello ha instalado tres cajeros automáticos de devolución anticipada del impuesto sobre el valor añadido (IVA).

Estos cajeros instalados por Global Blue sirven para que los viajeros que visitan España procedentes de países de fuera de la Unión Europea puedan recuperar el dinero abonado en concepto de IVA en aquellos objetos comprados para su uso personal o como regalo, explica el Ministerio de Asuntos Exteriores. Aunque no se reembolsa en todos los casos. Los turistas no pueden recuperar el IVA de gastos que se hagan en restaurantes, hoteles o espectáculos.

El trámite de devolución del IVA se realiza habitualmente en los aeropuertos antes de coger el vuelo de vuelta porque está conectado con aduanas. Las tres nuevas máquinas permitirán hacerlo fuera de este espacio, aunque por ahora solo se han instalado en un centro comercial: El Corte Inglés del Paseo de la Castellana (Nuevos Ministerios) de Madrid, donde ya había un punto de devolución presencial.

El servicio está pensado para un nuevo perfil de turistas de largo radio -que están compensando la caída de viajeros europeos- mucho más joven y digital. "Son turistas de fuera de la UE acostumbrados a la inmediatez y a poder gestionarlo todo desde una pantalla", cuenta Luís Llorca, director de Global Blue España.

Las máquinas no solo sirven para productos adquiridos en este establecimiento. El turista que se haya ido de compras por el centro de Madrid, independientemente de las tiendas visitadas, puede recuperar el dinero de los impuestos en esto cajeros, que son capaces de leer y registrar los tickets y con los que se puede interactuar en numerosos idiomas. El viajero recibirá el importe en el método de pago que prefiera, que puede ser en efectivo, en la tarjeta de crédito o a través de Alipay (el PayPal de Alibaba).

El objetivo principal es agilizar el proceso y evitar las largas colas que se producen en momentos de máxima actividad (como viajes en grupos) en las ventanillas. Es una devolución anticipada ya que el turista se compromete a presentar posteriormente el formulario en el aeropuerto.

Aumentar las ventas

No es la única finalidad de los cajeros. Que las máquinas esté instaladas en el centro de Madrid no es casual. El Corte Inglés busca que los turistas inviertan el dinero recuperado en más compras, como ya ocurre en los aeródromos. Según los datos de Global Blue, en torno al 75% del IVA que se devuelve en el aeropuerto a los viajeros de fuera de la UE se queda de nuevo en sus tiendas y restaurantes.

Anteriormente existía un importe mínimo de 90,15 euros por compra para que los turistas extracomunitarios pudieran solicitar la devolución del IVA, pero el Gobierno de Mariano Rajoy lo eliminó en los presupuestos de 2018 (pactados con Ciudadanos) con el objetivo de incrementar el turismo de compras, que deja más dinero en España que el tradicional turismo de sol y playa.

La cadena de grandes almacenes se ha adelantado a otros rivales en esa captación de los turistas asiáticos dispuestos a gastar dinero. Las facilidades para la devolución del IVA es uno de los puntos fuertes para estos viajeros, junto con la oferta de marcas internacionales y de lujo en un mismo espacio. El grupo cuenta con dependientes especializados y puntos de atención al cliente internacional.

Además, tras el acuerdo con Alibaba, El Corte Inglés anunció en marzo de 2018 la integración de Alipay, el sistema de pagos a través del móvil de AliExpress, muy utilizado en China. Esta plataforma cuenta con más de 520 millones de personas.

La estrategia de la compañía que dirige Marta Álvarez funciona: unos 150.000 viajeros chinos visitan cada año El Corte Inglés de Castellana, según los datos de la propia cadena. Se ha convertido en uno de los 10 centros comerciales de Europa con mayor afluencia de estos turistas. Accesorios, relojes, joyas o cosméticos son algunos de los productos más demandados por los chinos, así como productos gastronómicos como el jamón ibérico.

El Corte Inglés ha anunciado esta semana un aumento de las ventas durante los primeros seis meses del año, hasta alcanzar los 7.613 millones de euros. La abultada deuda del grupo continúa siendo un lastre, aunque se ha reducido en 253 millones en esos seis meses, gracias a la venta de inmuebles, hasta situarse en los 3.114 millones.

Fuente

Jueves, 21 de noviembre de 2019
Etiquetasturismo